SOS Racismo, critica que estén libres los acusados de apuñalar a un marroquí'

La asociación humanitaria SOS Racismo ha anunciado que se personará ante los tribunales para ejercer la acción popular contra los cinco cabezas rapadas que presuntamente apuñalaron el sábado pasado en Pozuelo de Alarcón al marroquí Abderazak Ettali, de 30 años (véase EL PAÍS del pasado martes, día 16). Para SOS, la inmediata decisión de poner en libertad a los cabezas rapadas, adoptada por la titular del Juzgado de Majadahonda, "es grave e inaudita", ya que "se trata de un intento de homicidio", asegura el portavoz, César Jara Fernández.La asociación, que critica "la actitud pasiva de jueces y fiscales" en sucesos como éste, pide que se tomen en serio "este tipo de hechos, para no potenciar, desde los juzgados, actos xenófobos y racistas". También censuró la actitud de la dirección de la clínica Puerta de Hierro, que prohibió la entrada a uno de sus representantes cuando intentaba ponerse en contacto con el herido para ofrecerle ayuda, asesoramiento e interesarse por su estado de salud.

Ettali, de Huceima (Marruecos), permanece en dicha clínica recuperándose de una intervención quirúrgica a la que fue sometido como consecuencia de una herida producida por arma blanca que le dañó los ligamentos y el estómago y de otros golpes que sufrió en la agresión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0018, 18 de marzo de 1993.