Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un joven se suicida en Granada haciendo estallar su coche junto a un polvorín

Isaac Cruz Rivera, de 21 años, falleció hacia las 21.30 del miércoles al explotar el vehículo que había aparcado junto a un polvorín de la Unión Española de Explosivos en Pinos Puente (Granada). La deflagración fue de tal magnitud que la Guardia Civil encontró ayer restos humanos y del automóvil diseminados en un radio de 250 metros. El Gobierno Civil de Granada informó que todas las pruebas conducen a suponer que se trata de un suicidio.Las investigaciones aún no han podido precisar la composición del explosivo ni por qué el joven, que era proclive a sufrir depresiones y que estudiaba electrónica en una escuela taller de la localidad de Albolote, escogió un camino tan apartado y junto a un almacén de pólvora para poner fin a su vida. El gobernador, Ángel Fernández Lupión., admitió que se trata de un suceso "inexplicable" pero descartó que guardara relación con un atentado terrorista. Según "el gobernador, nunca hubo peligro de que consecuencia del estallido se produjera una explosión en cadena por simpatía. El polvorín carece de vigilantes.

La onda expansiva hizo saltar la alarma en el cuartel de la Guardia Civil de Pinos Puente. Cuando los agentes llegaron, los restos del vehículo aún estaban ardiendo. Al producirse el estallido el joven estaba fuera del coche y no manejaba los explosivos, ya que sus manos fueron encontradas intactas. Durante una inspección en su domicilio, la Guardia Civil encontró productos químicos con los que se pueden confeccionar explosivos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de marzo de 1993