Tonos bajos

Los grupos químico y siderúrgico cerraron ayer con mayores pérdidas que el resto en una sesión claramente bajista, marcada por los signos más negativos. La caída del grupo de empresas del sector del acero definía la clara tendencia a la baja de este sector a partir de los indicadores de economía real. "El recorte de las capacidades de producción exigidas por Bruselas para toda la siderurgia pesa muy negativamente sobre este grupo de empresas", señalan fuentes del mercado. En el grupo de sociedades químicas están afectando negativamente los malos resultados provisionales, correspondientes al primer mesde este ejercicio, de algunos grupos con especial importancia en el sector.La tónica general de la inversión fue de tonos marcadamente bajos, ya que las acciones que cerraron al alza tienen un peso insignificante en la ponderación del índice. Salvo algunos valores de los grupos de servicios y finanzas -los grupos de inversión, pero no los bancos-, que esperimentaron ligeras alzas, el dinero disponible mostró una tendencia claramente prudente.

En la sesión de ayer se contrataron 149 clases de valores, de las que 53 subieron, 46 bajaron y otras 50 no experimentaron variación alguna.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS