Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

6 partidos regionales unen sus fuerzas para convertirse en la próxima 'bisagra' parlamentaria

Seis partidos regionalistas han decidido acudir a las elecciones con un programa común. El objetivo de esta alianza es convertirse es una fuerza parlamentaria capaz de actuar como bisagra en la próxima legislatura. A cambio, demandan para sus autonomías las mismas competencias que Cataluña y el País Vasco y un concierto económico similar al de Euskadi.Las partidos que forman la plataforma electoral son Unión Valenciana, Partido Aragonés Regionalista, Centro Independiente Canario-Agrupación Independiente Canaria, Extremadura Unida, Partido Riojano Progresista y Unidad Alavesa. Estas formaciones políticas tratan de sumar a su proyecto a, Unión del Pueblo Navarro (UPN) y al Partido Andalucista. En el PA existe una "alta receptividad" hacia la integración, en tanto UPN sigue de cerca el proyecto, pero su compromiso electoral con el PP les impide el acuerdo.

El origen de esta unión de intereses está en el congreso que Unión Valenciana celebró en octubre, y al que asistieron como invitados representantes de Aragón, La Rioja y Álava. Tras ese primer contacto, los promotores buscaron nuevos socios.

Los partidos regionalistas disponen ahora de siete escaños en el Congreso de los Diputados y obtuvieron cerca de un millón de votos en las elecciones autonómicas de 1991. Con la salvedad de que el voto en unos comicios autonómicos es diferente. al de unas elecciones legislativas, la extrapolación de ese respaldo popular a la Cámara baja daría a esa plataforma 17 escaños.

El partido más perjudicado por la dispersión del voto regional sería el PP, que además podría ver frustrado con ese proyecto su propósito de obtener la mayoría en el Senado en alianza con los regionalistas.

Página 17

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de enero de 1993