El Parlamento checo aprueba la Constitución de la nueva república

El Parlamento checo aprobó anoche por fin la Constitución de la nueva República checa independiente que nacerá el próximo 1 de enero. De este modo, se cumple la última premisa para que la división del Estado común de los checos y los eslovacos, existente desde el año 1918, se realice de un modo constitucional y pacífico.

Votaron a favor de la Constitución 172 de los 198 diputados presentes, mientras 16 se pronunciaron en contra y 10 se abstuvieron. Para la aprobación de este importante documento se requería la mayoría de las tres quintas partes de votos del máximo órgano legislativo checo de 200 miembros en total, o sea, 120 votos. Se opusieron a la aprobación de la nueva Constitución los diputados del derechista Partido Republicano y del autonomista movimiento Moravo que solicitaron convertir la República checa en una federación de Bohemia, Moravia y Silesia.

Cabe recordar que el Parlamento federal checoslovaco manifestó estar de acuerdo con la desaparición de la federación checoslovaca el pasado 25 de noviembre, otorgando su sí a la ley, respectiva y que el Parlamento eslovaco aprobó la Constitución del nuevo Estado independiente eslovaco el 1 de septiembre de este año.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 16 de diciembre de 1992.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50