Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dimite el presidente de American Express en un mal momento para la compañia

Nueva York

James Robinson, uno de los símbolos de la década de excesos de los años ochenta en Wall Street, dimitirá como presidente del gigante financiero American Express, aunque niega que sea el resultado de presiones del consejo de administración.Robinson, de 57 años, que lleva 15 al timón de la compañía, encabezará la búsqueda de su sucesor. El cambio de mando, decidido durante una reunión de altos ejecutivos el pasado mes de septiembre, se llevará a cabo en 1993.

Varios miembros del consejo de administración negaron que se hubiera producido un golpe contra James Robinson al agudizarse los problemas del conglomerado financiero -que en un año ha perdido un casi un millón de titulares-, como afirma la revista Fortune en su próximo número.

"Se trata de un proceso de sucesión iniciado y gestionado por Robinson... claramente esto no es un golpe", dijo Rawleigh Warner, presidente de la compañía petrolífera Mobil y uno de los miembros de la junta de directores de American Express.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de diciembre de 1992