Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Congreso y el Poder Judicial estudiaran la queja del PSOE contra el juez de Filesa

La Mesa del Congreso de los Diputados y la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial estudiarán el próximo martes la negativa del PSOE a entregar sus libros de actas y (le contabilidad al magistrado instructor del caso Filesa, Marino Barbero Santos.El juez Barbero no adoptó ayer ninguna decisión sobre la negativa del PSOE, aunque ya ha vencido el plazo de cuatro días de que disponía el partido para cumplimentar la orden del juez. El magistrado despachó ayer en la sede del Tribunal Supremo con el secretario de la causa especial y posteriormente se ausentó de Madrid sin que trascendiese la adopción de ninguna medida.

En la reunión de la Mesa de la Cámara, los representantes del Partido Popular pedirán que el Congreso no obstruya la investigación puesta en marcha por el instructor del Tribunal Supremo. En opinión del PP, las iniciativas y requerimientos de este tribunal sobre contabilidad de los partidos prevalecen sobre la competencia del Tribunal de Cuentas.

Destacados representantes de la oposición opinan que la carta del PSOE a los presidentes de ambas cámaras pretende forzar la presentación de un suplicatorio para que se autorice o deniegue el encausamiento de los parlamentarios socialistas Carlos Navarro Y Josep Maria Sala. Según los mismos medios, esa estrategia cuenta con que los votos socialistas denegarían la autorización y el asunto pasaría del Supremo al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.

A su vez, el Poder Judicial estudiará el próximo martes la queja remitida por el PSOE sobre la actuación del instructor del caso Filesa, aunque al tratarse de un asunto jurisdiccional el Poder Judicial no puede inmiscuirse.

La atención se centra más en lo que la Sala Segunda del Supremo pueda resolver sobre la competencia del juez instructor, puesta en tela de juicio por el ministerio fiscal.

Además de la resolución de Marino Barbero sobre la rebeldía del PSOE, el Supremo debe pronunciarse esta semana sobre el recurso de queja planteado por el ministerio fiscal, en el que se sostiene que el juez no es competente para instruir una causa en la que por el momento no han aparecido implicaciones para los parlamentarios Carlos Navarro y Josep Maria Sala, cuya calidad de aforados determina la competencia de un instructor del Supremo. De estimarse esta tesis, la Sala tendría que declararse incompetente y reenviar la causa a Barcelona, donde se cometieron los presuntos delitos.Exclusión del juez Barbero

[El juez Barbero ha quedado excluido de las 9ªJornadas de Derecho Constitucional Comparado, organizada por el Senado y que comenzaron ayer. En el primer programa impreso y repartido por la Presidencia del Senado, Barbero figuraba en la relación de participantes. Asimismo figuraba el magistrado Joaquín Navarro. Barbero y Navarro han quedado fuera de una nueva relación de los asistentes, repartida con posterioridad, informa Juan G. Ibáñez].

El constructor Christian Jiménez, que ejerce la acusación popular en la causa, pedirá hoy al magistrado instructor que envíe "urgentemente" a la Policía Judicial a la sede federal del PSOE, en la madrileña calle de Ferraz, para que requise los libros de cuentas del partido. Según el acusador popular, la negativa del PSOE a entregar al juez esos libros puede suponer un delito de desacato.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de noviembre de 1992

Más información

  • La acusación pide que la policía registre la sede central socialista