Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

111 presos muertos durante un motín en Sao Paulo

Con 111 presos muertos, y numerosos heridos -130 reclusos y 32 policías- concluyó en la madrugada de ayer un motín de presos y la intervención de las fuerzas especiales de la policía militar en la cárcel de Carandiru, en la ciudad brasileña de Sao Paulo. Se trata de la mayor matanza de presos jamás ocurrida en la historia de Brasil. Buen número de los internos muertos son jóvenes de unos 20 años, condenados por primera vez por robos.

La prisión de Carandiru está considerada la mayor de toda América Latina. Al estallar el motín en la noche del viernes, estaban registrados 7.350 pre sos, aunque la capacidad máxi ma de la cárcel es de 3.500.Según la policía, la revuelta se produjo a raíz de un enfrentamiento entre bandas rivales de presos. Esta versión daba el detalle de que un recluso recibió un garrotazo en la cabeza, lo que desencadenó la revuelta carcelaria, sobre todo en el pabellón nueve. A la puerta de la prisión durante toda la noche del viernes al sábado se sucedían escenas de dolor de los familiares de los presos, que no recibían noticias de los suyos.

Una mujer explicaba que desde una favela (barrio pobre) al lado de la cárcel se podía ver "cómo habían machacado a los chicos". A lo largo de la mañana de ayer empezaron a tomar consistencia las informaciones de que decenas de cadáveres de presos habían sido transportadas a varios hospitales. Los policías en torno a la cárcel se negaban a dar informaciones y la misma actitud observaban las autoridades, cuya intención era impedir la difusión de las dimensiones de la matanza, por temor a la repercusión que pudiera tener sobre las elecciones municipales de la metrópoli paulista, donde unos 20 millones de personas estaban convocados ayer a las urnas. Según la posterior declaración oficial, cuando los policías entraron en la cárcel, los presos los recibieron a tiros. Esta versión la niegan de forma categórica los familiares de los reclusos. En mensajes escritos que sacaron ayer los visitantes de la cárcel, se comunicó al exterior que los policías realizaron una matanza contra los presos, que no disponían de armas de fuego.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 4 de octubre de 1992

Más información

  • Familiares de las víctimas acusan a la policía de la matanza en el penal de Carandiru