Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los independentistas catalanes detenidos no fueron torturados, según los informes forenses

Los presuntos miembros y colaboradores de Terra Lliure detenidos en el último mes no sufrieron malos tratos ni torturas, según los informes de los forenses que les examinaron en la Dirección General de la Guardia Civil y en la Audiencia Nacional. A la vista de estos informes, el juez Baltasar Garzón no ordenará la investigación de las denuncias, informaron fuentes de la Audiencia. Los informes de los forenses reflejan las denuncias de malos tratos formuladas por 19 de la treintena de detenidos, pero añaden que éstas no se corresponden con las lesiones típicas de los malos tratos.Según las fuentes consultadas, los informes forenses sólo aprecian patologías traumáticas posteriores a la detención en los detenidos Marcel Dalmau y Oriol Malló provocadas por autolesiones en los dos casos. El caso de Oriol Malló, a quien la policía acusa de partipar en un atraco, es el más espectacular de todos los descritos. Los forenses le aprecian autolesiones al golpearse él mismo contra las paredes.

Los forenses examinaron a Malló cuando estaba en estado de gran nerviosismo y agresividad y denunció supuestos malos tratos consistentes en haberle aplicado electrodos y haberle cubierto la cabeza con una bolsa.

Los forenses se identificaron con su carné profesional ante cada detenido e hicieron constar en los informes las referencias de éstos a la forma en que se practicó la detención, frecuencia de los presuntos malos tratos, señales apreciadas en los detenidos, etc. La mayoría de los detenidos fueron examinados entre tres y cuatro veces.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de julio de 1992