Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fuertes subídas en los recibos del telefono por las llamadas a la 'Iínea erótica'

El erotismo telefónico sale caro, y de eso acaban de darse cuenta miles de madrileños. Las oficinas municipales de información al consumidor que funcionan en los ayuntamientos han visto este mes cómo aumentaban vertiginosamente las reclamaciones por el recibo. Las comprobaciones posteriores han dado una información que dlesconocían a muchos de los que protestaban: alguien de su casa pasa largos minutos escuchando por el auricular los jadeos y las invitaciones del interlocutor. Los precios varían según cada empresa (que luego liquida los gastos con Telefónica): una, 4,5 pesetas cada cinco segundos; otra, 180 pesetas los 30 segundos; otra, 58 pesetas cada minuto. Pero lo normal para cualquiera que esté interesado es escuchar un buen rato.

Las oficinas municipales de información al consumidor (OMIC), así como las organizaciones de consumidores y las propias oficinas comerciales de la Compañía Telefónica Nacional de Espafia (CTNE) han visto aumentar sensiblemente desde hace dos meses las consultas y reclamaciones relacionadas con el excesivo aumento del recibo del teléfono. La pregunta de los responsables de estos servicios, alertados por esta avalancha, salta ya al principio de la conversación: "¿Ha llamado usted a algún teléfono erótico o de contacto?". Entre indignado y sorprendido, casi todo el mundo niega al principio este extremo, pero suele ser el principal motivo de la escandalosa subida.Aunque funcionan de forma experimental desde el mes de enero de este año, la Telefónica aplica desde abril las tarifas de los denominados "nuevos servicios de inteligencia", conectados a la red mediante ordenador. Según la compañía, de estos que comienzan con el prefijo 903 seguido de seis cifras, los eróticos "han tenido mucha resonancia".

Voz sensual

A veces, los ciudadanos han sufrido aumentos en su recibo de hasta el 1.000%, y en la mayoría de los casos debido a este servicio (más utilizado que el de la conversación múltiple o los contactos de citas).

Tras marcar el correspondiente número, se escucha una música de la que emerge una voz, generalmente femenina y sensual, que invita sin decirlo a que se permanezca a la escucha. "Hola, me estoy preparando para contarte una historia erótica" o "Bienvenido al caliente telesexo" son algunos de los saludos iniciales, que dan paso al "relato de los detalles" de la historia.

Más inocentes a priofl son otros teléfonos en los que se puede entablar una conversación con más personas o con una en particular que se puede elegir tras escucharla.

Muchos piensan que se trata de una llamada más a un servicio que presta una empresa cualquiera a través de Telefónica.

El problema se ha planteado cuando en algunos hogares la factura del teléfono pasa de 6.000 o 7.000 pesetas cada dos meses a 70.000, y en algunos casos a más de 100.000 pesetas. Vienen entonces los revuelos, los interrogantes; y los que se atreven, protestan.

Generalmente, el padre o la madre encabezan la consulta ante las oficinas de consumo u otros organismos. Allí se les pregunta si alguien de la casa Ilama a algún teléfono raro", a lo que normalmente contestan que no. Entonces, "con mucho tacto", afirma Mercedes Rodrigo, responsable de Consumo en Alcalá de Henares, se les explica "lo del teléfono erótico, y también el teléfono al que se llama para entablar conversaciones con varias personas a la vez". Las caras cambian, y los usuarios piensan inmediatamente en los hijos, dice, por lo que luego sólo se convierten en reclamaciones efectivas el 1% de las consultas.

Una madre que protestó hace unos días en una oficina de consumo de Getafe cayó en la cuenta cuando le preguntaron por el uso del teléfono erótico o de laconversación múltiple. "Es verdad", dijo, "el otro día vi a mi hijo con una camiseta que le habían dado por contar el mejor chiste de la semana".

Como es imposible -si no se reclama- que la Telefónica averigüe el destino de las llamadas, las protestas raramente pasan a los datos estadísticos. Si la reclamación se hace en firme, la compañía suele instalar un sistema que recoge el destino de las llamadas, para saber así dónde está la desviación.

De este modo se ha podido averiguar en muchos casos que los teléfonos eróticos han causado furor y son muy utilizados, especialmente por la población juvenil, o que la señora de la limpieza de una determinada compañía llamaba diariamente a una ciudad latinoamericana para conocer su horóscopo (que también es un servicio telefónico en algunos países).

Obligado el precio

Una orden ministerial obliga en España a las empresas de servicios telefónicas a indicar en sus arivincios public itarios lo que cuesta cada paso de teléfono en sus respectivos anuncios.

Esta regla la cumplen, pero muchos adolescentes util.izan el servicio sin ser conscientes "de lo que gastan", según Enrique Montes, responsable de la oficina de consumo de Madrid.

"¿Quieres conocer nuevos amigos?", "Alegra tus momentos de soledad" o 'llámame y escucha" son algunos de los mensajes que aparecen en la publicidad como ganchos para que la gente llame a los teléfonos 903.

En los anuncios también aparecen las, tarifas en letra pequeña, que oscilan entre las 58 pesetas el minuto para las llamadas nacionales -39 pesetas para las llamadas nocturnas y de fines de semana y las 39 pesetas el minuto si se quiere escuchar la erótica asiática llamando al número 07-115 21 72 21 57, que la mayoría de las personas que marcan desconocen que corresponde a un país que se encuentra a miles de Icilómetros de España, como en el caso de un buen número de reclamaciones presentadas en Fuenlabrada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de junio de 1992

Más información

  • Cientos de ciudadanos se enteran al protestar de que alguien de su casa utiliza ese servicio