La CE advierte que la escisión de Checoslovaquia es "un grave error"

La partición pactada de Checoslovaquia ha producido pesar y preocupación en la Comunidad Europea. "Es un grave error que vamos a lamentar", manifestó ayer Joáo de Deus Pinheiro, ministro de Asuntos Exteriores portugués y presidente de turno comunitario. El líder checo, Václav Klaus, y el eslovaco, VIadímir Meciar, ocultaron ese pesar cuando anunciaron en la madrugada de ayer que se habían puesto de acuerdo en una partición pacífica del país.

La Comunidad Europea no ha emitido ningún comunicado oficial sobre la escisión de checos y eslovacos, aunque los ministros de Exteriores, reunidos en Luxemburgo para preparar la cumbre del próximo fin de semana manifestaron a título personal su pesar por la decisión. Pinheiro fue el más expresivo, al hablar de "grave error que vamos a lamentar" y de los problemas que de ahora en adelante esperan a Eslovaquia, un país de 5,3 millones de habitantes poco desarrollado económicamente, frente a la más' occidentalizada parte checa.Klaus y Meciar acordaron la división del país -que ha vivido unido durante 74 años- en dos Estados tras comprobar que no había manera de continuar la presente federación. Las relaciones entre ambas repúblicas y el futuro marco constitucional deberán ser decididos por los parlamentos checo y eslovaco antes del 30 de septiembre.

Página 3

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 20 de junio de 1992.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50