_
_
_
_
_

La joven muerta en Jaén, estrangulada antes de recibir un tiro en la cabeza

La autopsia realizada a la pareja de novios que fue hallada muerta un Jaén esta semana revela que los disparos que acabaron con sus vidas fueron realizados con una escopeta. Ana María Torres Castillo, de 19 años, fue hallada muerta de un disparo en la cabeza en la mañana del lunes bajo un olivo a dos kilómetros de la ciudad, 12 horas después de que un hombre hallase a su novio, Óscar Arroyo Cámara, de 21 años, muerto también en el interior de su coche. Fuentes cercanas al caso han manifestado que en el cadáver de Ana María se pueden apreciar señales de estrangulamiento, aunque no fue ésta la causa de la muerte.

La autopsiata sido realizada por tres forenses y el informe no se remitirá al Juzgado de Instrucción número 4, encargado del caso, hasta la próxima semana. La policía y el juez mantienen un hermetismo absoluto.

La autopsia también ha demostrado que en el cuerpo de Óscar se aprecian dos heridas de bala, una en la cabeza y otra en el hombro. Un aspecto que tiene desconcertados a los investigadores es la aparición de un segundo par de zapatos de mujer. Según la policía de Jaén, junto al vehículo se encontraron unos zapatos que se suponía pertenecían a Ana María. Pero el cadáver tenía su propio calzado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_