Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP pide aplazar el Día de las Fuerzas Armadas porque coincide con la huelga

El Partido Popular es partidario de que se aplace la celebración de Día de las Fuerzas Armadas, prevista para 28 de mayo, para que no coincida con la huelga general, según ha declarado a EL PAÍS su portavoz en la Comisión de Defensa del Congreso, Santiago López Valdivielso. En su opinión, "el Día de las Fuerzas Armadas tiene unos objetivos que no se cumplen si se celebra el día que está convocada una huelga general".

López Valdivielso descarta que el Gobierno haya fijado intencionadamente el Día de las Fuerzas Armadas en la fecha de la huelga, como se ha insinuado, pero estima que, una ,vez conocida la convocatoria sindical, debía haberse pospuesto la celebración, para evitar que ambas hechos aparezcan mezclados y porque los objetivos que persigue la fiesta militar no podrán cumplirse en el clima de un paro general.El propio rey Juan Carlos, en una entrevista publicada este mes por la Revista Española de Defensa, define el Día de las FF AA, como "un día propicio para que la comunidad conozca a sus Fuerzas Armadas, los Ejércitos se muestren tal y como son a sus ciudadanos, un punto de encuentro real y efectivo que nos recuerde a todos que los Ejércitos son una parte de la sociedad y que las tareas de, la Defensa de España competen a todo el tejido social".

Para el Portavoz del PP, "si las relaciones entre el Gobierno y los sindicatos hubieran sido normales, aun dentro de la conflictividad, se podía haber sugerido a los sindicatos que cambiaran la fecha de la huelga, pero, dado que no es así, hay razones más que suficientes para posponer el Día de las FF, AA sin que pueda interpretarse como un signo de debilidad.

CDS y PNV, con el Gobierno

Además del Partido Popular y de Izquierda Unida, que el miércoles remitió una carta al ministro de Defensa pidiéndole el aplazamiento de los actos militares (ver EL PAÍS del 14 de mayo), esta posición es compartida por el diputado de las Agrupaciones Independientes Canarias (AIC), Luis Mardones, quien considera "de sentído común" evitar la coincidencia de ambos acontecimientos 6 "por respeto a la propia institución militar".Mardones recuerda que el 28 de mayo "no se conmemora ninguna efernérides especial" y que "no tiene sentido sagralizar ahora esa fecha, cuando cada año se ha ido, cambiando el día elegiddo para la celebración"

Por el contrario, José Ramón Caso, del CDS, asegura que "no me parecería procedente suspender el Día de las Fuerzas Armadas por la convocatoria', de una huelga" y agrega: "No tengo nada que objetar a que se mantenga la fecha si es cierto que se fijó antes de la convocatoria del paro".

En la misma línea, Iñaki Anasagasti, del PNV, afirma que "no estamos de, acuerdo, con la huelga y pensamos que la vida debe continuar igual en todas sus manifestaciones". Ayer no fue posible contactar con el portavoz del Grupo Catalán en la Comisión de Defensa, Salvador Carrera, quien se encontraba en Canadá.

El jefe de la Casa Real, Sabino Fernández Campo, declaró ayer a la emisora de radio Onda Cero que "la fecha [del Día de las FF AA] había sido propuesta a Su Majestad hace ya tiempo, incluida la hora, las doce de la mañana, precisamente cuando creo que la huelga ya ha terminado".

"El Rey aceptó esa fecha, y no ha habido ninguna modificación que se le propusiera para alterarla, así que se va a mantener sin que eso pueda interpretarse como una ofensa para nadie, sino como el cumplimiento de un programa señalado de antemano", explicó.

Fernández Campo recordó que "tampoco es iniciativa de esta Casa la elección del día], sino una iniciativa del Gobierno, aceptada por el Rey, puesto que sus compromisos le permitían que fuera esa la fecha". El desfile que se celebrará en Madrid con motivo del Día de las Fuerzas Armadas será presidido por el Rey, que ofrecerá una audiencia en el Palacio Real.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de mayo de 1992

Más información

  • El jefe de la Casa Real dice que la celebración no ofende a nadie