El Vaticano asume la postura del Opus

La revisión del proceso de beatificación de Josemaría Escrivá de Balaguer ha terminado con el resultado previsible: la Santa Sede reconoce como ciertos algunos de los datos publicados sobre esta causa, pero, lejos de considerarlos irregulares, los asume como normales y propios.El actual prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos no encuentra nada de particular en que el milagro atribuido al fundador del Opus Dei fuera establecido por una comisión médica en la que había un miembro del Opus Dei. Tampoco le extraña que se excluyera del proceso a todas las personas contrarias a la causa de canonización. Igualmente admite que uno de los votos no positivos para el fundador del Opus Dei fue anulado: a la Congregación le parece que ese voto estaba bien anulado.

Más información

Un obispo indicó ayer a este diario que la nota vaticana "es muy unitaria". "No hay fisuras", añadió ese prelado que pidió anonimato. Esta circunstancia, a su juicio, permite interpretar que el proceso y beatificación de Escrivá ha generado malestar tanto dentro de la Curia como de otros sectores de la jerarquía católica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0012, 12 de mayo de 1992.

Lo más visto en...

Top 50