Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francia condena a Pelopintxo a tres meses por falsificación de pasaporte a las 24 horas de su arresto

Sabino Euba Cenarruzabeitia, Pelopintxo, considerado como el principal responsable del cobro del impuesto revolucionario que ETA exige a numerosas empresas vascas, fue condenado ayer a tres meses de prisión firme en Francia por estancia irregular y falsificación de documentos. El etarra había sido detenido el día anterior en el aeropuerto de Roissy-Charles de Gaulle, de París, cuando intentaba tomar un vuelo de Air France hacia México con un pasaporte español falso. La Fiscalía de la Audiencia Nacional iniciará en breve los trámites para pedir la extradición de Pelopintxo por cobrar la extorsión etarra.

A primeras horas de la tarde de ayer, la Policía del Aire y las Fronteras (PAF) presentó a Pelopintxo ante el tribunal correccional de Bobigny, localidad de la zona administrativa de Seine-Saint Denis, próxima al aeropuerto. El tribunal no necesitó mucho tiempo para condenarle a tres meses de prisión firme. El fiscal había exigido una pena situada entre un mínimo de dos meses y un máximo de seis meses. El etarra será trasladado a la prisión de Fresnes para cumplir esa condena.Euba, de 54 años, declaró ante el tribunal que pretendía abandonar "definitivamente" Francia, para "vivir con tranquilidad en México". El etarra, huido a Francia en 1980, pero sin permiso de residencia desde 1986, había comprado en la localidad de Roche-sur-Yon (región de la Vendée) un billete de ¡da y vuelta a México, vía Houston (Estados Unidos). El tribunal le juzgó y condenó ayer con toda rapidez dada la existencia de un delito flagrante susceptible de una pena menor.

Claire Freyssenet, abogada del etarra, aseguró que su cliente había sido condenado no por uso de pasaporte falso, sino como un "militante de la causa vasca" al que se quiere usar como "moneda de cambio" entre España y Francia.

Las autoridades franceses afirmaron ayer no tener conocimiento de la existencia de demandas de extradición españolas respecto al tesorero de ETA. España tiene un máximo de tres meses para presentar cargos contra Pelopintxo y solicitar su extradición. De no hacerlo en ese plazo, el etarra quedará libre al cumplir su condena.

Extradición

Ayer, fuentes judiciales españolas anunciaron que la Fiscalía de la Audiencia Nacional pedirá en breve que se solicite la extradición de Pelopintxo, para que sea juzgado en España por dos causas en las que figura como "persona que cobraba a empresarios el denominado impuesto revolucionario". La cantidad recaudada entre 1978 y 1991 ronda los 2.000 millones, según consta en esas causas.

Dichas fuentes explicaron ayer que el número cuatro de ETA tiene pendientes en España cuatro causas, aunque sólo se reclamará su extradición por dos: el sumario 25/86, instruido por el juez Baltasar Garzón, y por el procedimiento abreviado 69/90, seguido por el juez Carlos Bueren, informa Efe.

Ambas causas fueron abiertas por los delitos continuados de "amenazas condicionales" con las agravantes de "consecución del propósito" en relación a la extorsión llevada a cabo por Euba y otros etarras contra empresarios vascos para exigirles el impuesto revolucionario.

La segunda de las causas imputa también al etarra Pelopintxo su pertenencia a banda armada, aunque no se pedirá la extradición por este delito, ya que las autoridades judiciales francesas lo consideran de carácter político.

Euba tiene otras dos causas por las que no se solicitará la entrega a España. Éstas hacen referencia a un robo de explosivos en 1981 en un polvorín de Soto de la Marina (Santander) y a pertenencia a banda armada por haber acogido en Francia a un etarra huido.

Pelopintxo fue detenido en la mañana del martes por el comisario Joel Cathalà, de la PAF. Este hombre, que trabajó 9 años en el puesto fronterizo de Hendaya, le reconoció cuando presentaba su pasaporte en un control. Tras comprobar la falsedad del documento, a nombre de un supuesto ciudadano vasco, y verificar su verdadera identidad, Cathalà lo detuvo por estancia irregular en Francia y falsificación de documentos.

José Luis Corcuera, ministro del Interior, aseguró ayer que el intento de huida de Euba a México confirma lo que la policía española ya sabía "desde hace tiempo: la desbandada" de etarras hacia Sudamérica, informa Efe. El ministro, que ayer llegó a Madrid tras una visita oficial a Argentina, indicó que ya se ha comprobado la presencia de varios etarras en dicho continente.

Mientras, el ministro de Justicia, Tomás de la Quadra, afirmó ayer que no cree que haya "especiales dificultades" para pedir la extradición de Pelopintxo, ya que existen hechos por los que puede ser acusado en España.

Juicio a Parot

Por otra parte, el etarra Henri Parot, antiguo integrante del comando itinerante, negó ayer su participación en el atentado que en 1989 costó la vida a dos policías de la prisión madrileña de Alcalá-Meco en el juicio que se celebró contra él en la Audiencia Nacional.

El fiscal pidió para el terrorista, de nacionalidad francesa, una condena total de 98 años y ocho meses de prisión. La acusación particular pidió una pena de 127 años y la defensa, la libre absolución.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de abril de 1992

Más información

  • Sabino Euba: "Me iba a México definitivamente para vivir con tranquilidad"