Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El bebé hallado muerto en la basura falleció por un golpe en la cabeza

El bebé recién nacido que fue encontrado muerto anteayer en un contenedor de basura falleció como consecuencia de un golpe en la cabeza, según revela la autopsia practicada al niño en el Instituto Anatómico Forense.Según la autopsia, el bebé, hijo de una asistenta dominicana que responde al nombre de Maris B. M., de 17 años, nació con normalidad, pesó 3.200 gramos y estuvo vivo durante unos minutos, ya que tenía aire en los pulmones. El niño fue encontrado el pasado viernes en un contenedor de basura envuelto en una bolsa.

La madre fue detenida poco después de que la policía recogiera el cadáver. Como la joven aún seguía sangrando por la vagina, fue trasladada a un hospital. La policía está investigando ahora si la madre es la autora del golpe que terminó con la vida del recién nacido o si se trató de un accidente.

Maris B. M. llegó a España hace un mes desde su país, la República Dominicana, embarazada de ocho meses, y se empleó en una casa de la calle madrileña de Ferraz. El viernes dio a luz en el cuarto de baño. Luego metió a su hijo en una bolsa de basura y, aún sangrando, bajó por las escaleras de servicio y depositó el cadáver en un contenedor. .

El cadáver fue descubierto, sobre las diez de la mañana, por el portero del inmueble. La dueña de la casa, una mujer nonagenaria a la que llaman doña Paz, vive acompañada por dos nietos, un hombre y una mujer, según un vecino."Tengo la regla"

Ya con el bebé en la bolsa, Maris bajó los siete pisos que le separaban de la calle por la escalera de servicio, hasta acabar en el contenedor. Doña Paz se alarmó al ver tanta sangre en su casa. "Tengo la regla", le contestó la sirvienta. Pero la dueña de la casa avisó al portero. Éste comprobó que también había sangre en el contenedor. Y la joven había perdido más por la escalera: dejó un reguero en los escalones, desde el séptimo piso hasta el cubo de la basura.

El portero de la finca, según la policía, fue quien descubrió el cuerpo del recién nacido, aún caliente. Los agentes de un coche patrulla del Cuerpo Nacional de Policía recogieron el cadáver y avisaron a sus compañeros del Grupo de Homicidios de la policía.

Fue precisamente el rastro de sangre lo que la delató, según la policía. Los agentes trasladaron a Maris al hospital Clínico, muy afectada por la hemorragia. Los exámenes médicos a los que fue sometida revelaron que había dado a luz en las horas anteriores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 5 de abril de 1992