Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Boris Yeltsin resta poderes al responsable de la reforma económica rusa, Yegor Gaidar

La concesión por parte de los países más ricos de Occidente de un paquete de ayuda económica por valor de 24.000 millones de dólares ha reforzado la posición del presidente de Rusia, Borís Yeltsin, y el equipo económico del Gobierno ante las difíciles sesiones del Congreso de los Diputados del Pueblo (macroparlamento ruso), que comienzan el lunes, en un momento en que la reforma económica pasa por grandes apuros que obligan a reorganizar las estructuras de Gobierno. En este contexto, Yeltsin decidió ayer relevar de las funciones de ministro de Finanzas a Yegor Gaidar, que seguirá siendo primer viceprimer ministro y, en consecuencia, máximo responsable de la reforma.El sustituto de Gaidar al frente de las maltrechas finanzas rusas es el hasta ahora viceministro Vasili Barchuk. "El relevo no tiene ninguna significación política", declaró ayer a este diario Serguéi Krasávchenko, presidente de la comisión parlamentaria creada para controlar la reforma económica. "La sustitución la ha pedido el propio Gaidar", afirmó oficialmente un portavoz. Hace poco más de un mes, Gaidar ya cedió la cartera de Economía a Andréi Necháiev.

El relevo de ayer se ha producido apenas 10 días después de que se publicara en la prensa un informe del Ministerio de Finanzas en el que se preveía que, pese a las iniciales intenciones de lograr el equilibrio presupuestario, el déficit del primer trimestre del año alcanzará los 84.000 millones de rublos (la misma cifra en pesetas al cambio oficial). Ello es debido a que los ingresos del Estado han sido catastróficamente inferiores a los presupuestados: la recaudación del primer trimestre se calcula en unos 190.000 millones de rublos, cuando lo previsto eran 420.000 millones, según el informe.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de abril de 1992