Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un coronel del Aire retirado, herido grave por una carta bomba en Madrid

Joaquín Vasco Álvarez, de 79 años, coronel retiralo del Ejército del Aire y padre del actual jefe de la base aérea de Gando, en Canarias, resultó herido de gravedad a las 20.15 de ayer al explotarle un paquete bomba en su casa del número 33 de la calle de Clara de Rey, en Madrid. El atentado se produce dos días después de la redada en Francia que se saldó con la detención del jefe de ETA, Francisco Múgica Garmendia, Pakito, y otros dirigentes.El artefacto, que simulaba ser un pequeño electrodoméstico o una cinta de vídeo, despertó las sospechas del militar, que decidió abrirlo en la terraza de su casa, situada en el cuarto piso. Al abrirlo allí, la onda expansiva salió proyectada hacia el exterior, lo que posiblemente le salvó la vida. Pese a eso, Vasco sufrió amputación de tres dedos de la mano derecha, además de quemaduras en la cara y lesiones en el ojo derecho, el cuello y el tórax. Fue trasladado al hospital Gregorio Marañón, donde anoche fue intervenido quirúrgicamente. Según un parte médico, su vida no corre peligro, pero Ios riesgos aumentan teniendo en cuenta la avanzada edad del paciente.

El paquete fue recogido por otro hijo del coronel, que bajó al buzón y retiró las cartas y paquetes. Entre éstos se encontraba un bulto -con sello de Correos- que parecía una cinta de vídeo. El anciano militar sospechó de su contenido y lo abrió en la terraza de la casa, en cuyo interior se hallaban su esposa y un hijo. El paquete iba dirigido a Joaquín Vasco, identidad que corresponde tanto al coronel como al hijo que ocupa la jefatura de la base aérea de Gando (que vivió en la casa hasta hace unos meses). Por eso, la policía no ha precisado aún a quién iba dirigido el artefacto.

Los indicios apuntan a que el atentado es obra de ETA. Entre la documentación descubierta en Francia había direcciones de empresarios y militares contra los que se planeaba el envío de paquetes bomba. Según el delegado del Gobierno en Madrid, Segismundo Crespo, el paquete fue entregado en Correos tres días antes del domingo, el día de la redada contra la cúpula etarra, por lo que se descarta que se trate de una venganza por la operación.

Alerta de Defensa

El Ministerio de Defensa había dado instrucciones para que se extremen las medidas de seguridad, ante la posibilidad de que se produzca un atentado en los próximos días. El lunes, horas después de conocerse la detención en Francia de la cúpula de ETA, numerosos militares de Madrid fueron advertidos de que cambien de itinerario y revisen los bajos de los vehículos.

Igualmente se han dictado órdenes para reforzar la vigilancia en torno a los bloques de viviendas militares.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de abril de 1992