NECROLÓGICAS

Augusto Torres, pintor

El pintor Augusto Torres, hijo del también artista Joaquim Torres-García, falleció el pasado día 13 en Barcelona a la edad de 79 años. Sus cenizas serán trasladadas el domingo a Montevideo, donde serán enterradas en el panteón familiar.Nacido en Terrassa (Barcelona) en 1913, Augusto Torres dedicó toda su vida a la práctica del arte. Acompañado de su padre, pasó su infancia primero en Nueva York y después en Italia y en Francia. En 1929 se instaló en París, donde colaboró con los museos franceses y se especializó en arte primitivo y colaboró con Julio González.

A lo largo de los años treinta mantuvo una estrecha relación con los artistas del grupo Cercle et Carré, particularmente con Mondrian, Van Doesburg, Arp, y Lipchitz.

En 1936, después de estudiar en la Escuela de Cerámica de Madrid, viajó a Uruguay, donde participó activamente en la difusión por toda América Latina de las corrientes constructivistas y colaboró en el Taller Torres-García, centro que dirigió después de la muerte de su padre.

Augusto Torres realizó decenas de exposiciones individuales, en Europa y en América, recibió prestigiosas becas de Estados Unidos y expuso en diferentes ocasiones en Madrid y Barcelona. La última vez lo hizo en la galería de Salvador Riera en 1979.

En 1974 instaló un taller en el paseo de Colón de Barcelona, en el que trabajaba parte del año y donde en los últimos meses se agravó su enfermedad.

Su pintura siempre se mantuvo fiel a los postulados defendidos por el constructivismo y daba a la construcción geométrica una dimensión cálida y humanizada. Toda su obra es producto de una indagación profunda de la interrelación de los planos y de los volúmenes dentro de la superficie del cuadro.

Naturalezas muertas, arquitecturas industriales, figura humana, el mundo animal, están presentes en una pintura que sintetiza muchas de las investigaciones propias de las vanguardias de este siglo y el espíritu de Zurbarán y Velázquez, de los que siempre se declaró admirador.

Fue también creador de importantes obras murales que se encuentran en Buenos Aires, Montevideo y Barcelona, realizadas en colaboración con el arquitecto catalán Antoni Bonet Castellana.

En 1986, en ocasión de una exposición suya en la Huntington Art Gallery de Tejas, se publicó una importante monografía suya con texto de Guido Castillo y Elizabeth K. Fonseca, de la que existe una versión castellana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 20 de marzo de 1992.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50