Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dimite un alto cargo de la Generalitat que convocó a los funcionarios a un mitin de CiU

El director general del Diari Oficial de la Generalitat, Ricard Lobo, puso ayer su cargo a disposición del presidente en funciones de la Generalitat, Jordi Pujol, 72 horas después de que se divulgara la carta en la que aquél solicitaba a sus subordinados una lista de los funcionarios y familiares de éstos que quisieran asistir el próximo viernes al acto final de la campaña electoral de Convergència i Unió.

Pujol se limitó ayer a calificar de resbalón" y de "exceso de celo" la iniciativa y descartó la posibilidad de aceptar la dimisión de Lobo. Los socialistas, que han decidido hacer de esta cuestión el paradigma del uso patrimonial que CiU hace de la Administración de la Generalitat, insistieron ayer en reclamar responsabilidades directas del propio Jordi Pujol y de su primo, Joquim Pujol Figa, secretario general de la Presidencia, cuya dimisión pidieron.El líder del PSC, Raimon Obiols, mantenía ayer su amenaza de no acudir al debate entre los candidatos que esta noche emitirá TV-3 mientras Pujol no diera una explicación "suficiente y convincente".

Según la Generalitat, Flujol, tras conocer la carta de dimisión, la remitió a Joaquim Pujol, que abrió una investigación tras recibir a Lobo.

De hecho, Lobo no presentó su carta de dimisión por iniciativa propia, sino después de que el secretario general de la Presidencia se la exigiera y le indicara los términos en que debía estar redactada la misiva. Según fuentes de la Generalitat, Lobo mantuvo una reunión con Joaquim Pujol a primera hora de la mañana de ayer para excusarse por su desliz. El director general abandonó el despacho con la firma de su dimisión y con instrucciones precisas sobre las declaraciones que debía hacer para exculpar a Presidencia del conflicto.

En declaraciones a Efe, Lobo manifestó que lo que había remitido "no era una circular, sino una nota interna" y lamentó "las malas interpretaciones que ha tenido el escrito y la utilización electoralista que se ha hecho, dándole una importancia que no tiene".

El texto íntegro de la "nota interna" remitida por Lobo la pasada semana, con papel oficial, dice textualmente: "Desde Secretaría General de Presidencia nos piden nombres y apellidos de personas y familiares (también niños) que quieran asistir al Palau de Sant Jordi, en Montjuïc, el día 13 de marzo a las 19 horas al Gran Acto Final de Campaña Electoral.

La gente que se apunte tendrá lugar reservado en la pista central del Palau de Sant Jordi. Convendría tener estas listas el día 3 de marzo a lo más tardar.

Cordialmente, Ricard Lobo. Barcelona, 27 de febrero de 1992".

"Lobo se excedió en su entusiasmo; no lo tenía que hacer", señaló ayer Pujol en el Centro Internacional de Prensa de Barcelona. El candidato manifestó en otro momento que la carta fue "un incidente desgraciado y no correcto" y que cabía la posibilidad de un resbalón".

Fuentes sindicales señalaron ayer que tenían conocimiento de que al menos otro director general había invitado verbalmente a sus subordinados a asistir al mitin final de campaña de CiU y que había repartido invitaciones. El PSC exigió la dimisión de Joaquim Pujol.

"España no tiene identidad cultural", afirmó, por otra parte, Pujol, en la presentación del programa cultural de CiU el domingo pasado. "Nosotros no podemos ir por el mundo con el nombre de Cervantes, por muy admirable y fundamental que sea; hemos de representarnos con nuestra propia identidad", añadió en referencia al Instituto Cervantes.

Contundente también, pero en otro ámbito, se mostró ayer el líder de Esquerra Republicana, Ángel Colom, quien afirmó que "los socialistas han cometido terrorismo de Estado con los GAL y lerrouxismo". Colom replicaba así a unas declaraciones de la alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet, la socialista Manuela de Madre, quien había asegurado días atrás en un mitin que la filosofía independentista de Esquerra con la utilizada por la organización terrorista ETA, informa Carlos Rodríguez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de marzo de 1992

Más información

  • Pujol rechaza el cese y reduce la polémica a un "exceso de celo"