Los trabajadores de SNIACE se manifiestan contra Banesto por la suspensión de pagos

Unas 900 personas se concentraron a mediodía de ayer ante la oficina central de Banesto en Torrelavega para protestar por la suspensión de pagos presentada por la compañía de celulosas SNIACE, de la que aquella entidad es principal accionista, con un paquete del 26,8%. La víspera, unas 9.000 personas se manifestaron por la ciudad exigiendo un plan alternativo que asegure el futuro de la empresa.

SNIACE ocupa en su planta de Torrelavega a 1.122 personas. La dirección de Banesto, principal accionista, había decidido horas antes cerrar su sede central, ante cuyas puertas los concentrados, que guardaron siempre una actitud silenciosa, situaron una pancarta en la que podía leerse "Banesto, más inversiones y mejores direcciones". Los concurrentes llenaron la Plaza Mayory los soportales, y antes de disolverse la concentración el presidente del comité de empresa, José M. Colio, de UGT, anunció las gestiones a desarrollar durante la próxima semana.Mañana lunes el comité de empresa se desplazará a Santander para entrevistarse con el delegado del Gobierno y escuchar qué tipo de soluciones, puede aportar la Administración central; al día siguiente los representantes de los trabajadores viajarán a Oviedo para ponerse en contacto con los responsables de la Confederación Hidrográfica del Norte y requerir información sobre la exacta cuantía. de las deudas acumuladas por SNIACE -más de 1.000 millones de pesetas- por el vertido de residuos industriales nocivos y tratar de su posible condonación. El miércoles 11, víspera de la huelga general promovida en Cantabria por los sindicatos como protesta por el declive industrial, el comité mantendrá reunión con las autoridades municipales.

Pérdidas de 3.700 millones

SNIACE registró pérdidas de 3.700 millones durante el año 1991. El presidente cántabro Juan Hormaechea ha insinuado un plan de viabilidad para acometer la reconversión de la industria, cuyas instalaciones se han quedado obsoletas, proponiendo que Banesto transforme en acciones los 5.000 millones de pesetas que le adeuda SNIACE y la aportación de otros 5.000 por el Gobierno central.

Los trabajadores, que acusan a Banesto del incierto porvenir de la empresa, responsabilizan también de la situación a. las administraciones central y autonómica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0007, 07 de marzo de 1992.

Lo más visto en...

Top 50