El Banco de España inspeccionará las agencias de bolsa de los grupos bancarios

SEBASTIÁN TOBARRAEl Banco de España podrá inspeccionar desde 1993, por encargo expreso del Ministerio de Economía y Hacienda, las sociedades y agencias de valores propiedad de grupos bancarios para calibrar el grado de solvencia del conjunto del grupo financiero. Aunque la función inspectora del Banco de España sobre las casas de bolsa de los bancos deberá contar con un informe previo de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), se rompe así la dependencia hasta ahora exclusiva que tenían las sociedades de valores del sector bancario de la CNMV, que preside Luis Carlos Croissier.

La capacidad de supervisión del Banco de España sobre las sociedades de bolsa de los bancos ha sido introducida en el proyecto de Ley de Recursos Propios y Supervisión en Base Consolidada de las Entidades Financieras, que debate e Congreso. Con dos meses de retraso, el pasado lunes quedaron listas las enmiendas al proyecto "por exceso de carga de trabajo" de la Cámara, según fuentes de Economía. El secretario de Estado de Economía, Pedro Pérez, acaba de concluir el reglamento que desarrolla la ley.Con la capacidad de supervisión de las casas de bolsa bancarias, el Banco de España, cuyo gobernador es Mariano Rubio, dan un nuevo paso hacia la supervisión de todas las entidades financieras, cualquiera que sea su naturaleza. En 1989, el Banco de España pasó a tener competencias sobre las sociedades de leasing.

Cambios en la cúpula

El proyecto de ley, que también pone límites a las participaciones industriales de la banca (véase EL PAÍS del 20 de enero), confiere además al Banco de España facultades de supervisión sobre las sociedades no financieras cuya finalidad sea controlar bancos. "Al Banco de España no le gusta que las empresas controlen bancos", dice un banquero, y ha recomendado a algunas entidades que "recompongan la cúpula de sus grupos para que no haya empresas dueñas de bancos, sino al revés".

Mercapital, propietario del Banco Mercapital, se verá en la obligación de presentar sus cuentas consolidadadas y someterse a la supervisión del Banco de España, ya que el proyecto de ley establece que habrá obligación de consolidar cuando "la entidad dominante tenga como actividad principal participaciones en entidades de crédito". Otro banco, Fibanc, pasará a ser la cabecera directa del grupo financiero, en lugar de tener por arriba una tenedora de acciones del banco.

Aunque algunas sociedades del sector bursátil creen que la supervisión del Banco de España representa una pérdida de funciones para la CNMV, resaltan que el cambio no traerá problemas porque las sociedades de bolsa "ya tienen un alto grado de transparencia". Fuentes directivas de la CNMV afirman, que "habrá una coordinación para evitar duplicidades y pérdida de esfuerzos". Otra fuente de la CNMV admite que aunque "en un primer momento existieron algunos puntos de vista diferentes [con el Banco de España], éstos se han ido resolviendo". Estas fuentes recuerdan que la CNMV seguirá actuando como organismo supervisor de las casas de bolsa a nivel individual.

El proyecto de ley extiende la exigencia de consolidar los recursos propios a todos los grupos financieros, incluidas las sociedades y agencias de valores dependientes de bancos, que hasta ahora quedaban fuera de esta norma, y a los grupos mixtos, para los que se descarta la consolidación, pero para los que se establece un sistema de vigilancia y se obliga a la consolidación cuando la entidad dominante sea una sociedad cuya actividad principal sea tener participaciones de entidades de crédito.

El debate del Congreso sobre el proyecto de Ley de Recursos Propios y Supervisión en Base Consolidada de las Entidades Financieras se produce mientras que se plantea la apertura del expediente a Ibercorp por parte de la CNMV.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 23 de febrero de 1992.

Archivado En:

Te puede interesar

iAhorro

Lo más visto en...

Top 50