Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EI Rey califica de "mala pata" el accidente de esquí que sufrió en Baqueira-Beret

El rey Juan Carlos pasó bien la noche de fin de año en la clínica Puerta de Hierro de Madrid, donde se recupera de la operación en la rodilla derecha a que fue sometido el día 30 como consecuencia de un encontronazo sufrido el día 28 mientras esquiaba en la estación leridana de Baqueira-Beret. En declaraciones a la emisora Onda Cero, el Rey señaló: "El accidente no fue imprudencia mía, sino mala pata del otro esquiador. El otro ni se dio cuenta de que era yo".

El Rey dijo también que se encuentra "divinamente y con ganas de salir fuera", pero matizó: "No tendré más remedio que estar tres o cuatro días y luego, con muletas, voy a hacer la vida lo más normal que pueda". Sobre el desarrollo de la operación, el Rey señaló que fue "muy bien". "Han metido dos clavos. Me han reconstruido el menisco y me han puesto un injerto debajo del platillo tibial externo de la rodilla derecha", añadió.El Rey precisó que siente "un poco de dolor" en la rodilla, pero agregó que "psicológicamente, hay que ponerse en la idea de que no duele". Restó importancia al hecho de pasar la Nochevieja en la clínica. "En algún lado hay que pasarla y el buen humor no hay que perderlo nunca. Supongo que vendrá la familia, aunque espero que no a cargarme mucho, porque estoy cansado después de la operación".

El monarca destacó también que no ha cogido miedo al deporte del esquí y que no se encontraba en la pista de debutantes cuando tuvo lugar el accidente, sino al lado. "Estábamos bajando para coger el telesilla y regresar a casa. Ibamos despacio, hacia abajo, y en esto vi girar a uno que venía por detrás. No le quise dar importancia porque vi que giraba, y se le debieron ir los esquís", explicó el Rey.

Don Juan Carlos cenó una crema de verdura y un pescado como único menú de la velada de Nochevieja, a pesar de que la dirección del centro hospitalario le había preparado una cena especial. Durante la jornada de ayer, el monarca recibió numerosas visitas. Entre los visitantes figuraron la reina Sofia, el Príncipe de Asturias, sus cuñados Constantino y Ana María de Grecia, el ex presidente del Gobierno Adolfo Suárez y el alcalde de Madrid, José María Álvarez del Manzano.

Un linense de 36 años

El martes, la agencia Efe difundió un despacho en el que aseguraba que la persona que colisionó con don Juan Carlos, era Juan Lozano Sánchez, soltero y nacido en la Línea de la Concepción (Cádiz) hace 36 años, pero afincado en Barcelona desde hace 12 yaficionado al esquí. La información de Efe, datada en La Línea de la Concepción, citaba como fuente informante a un hermano de Lozano, a quien éste había comunicado por teléfono que el protagonista involuntario del accidente había sido él, aunque no se enteró de la personalidad del herido hasta que llegó al parador donde se alojaba.Ayer, en otro despacho de Efe, esta vez datado en Madrid, Juan Lozano Sánchez negaba ser la persona que el pasado sábado chocara con Juan Carlos. Lozano aseguró que aquel día no estuvo esquiando en Baqueira y que en la conversacion con su familiar se limitó a señalarle que el viernes pasó muy cerca del Rey cuando esquiaba.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de enero de 1992