Joselito se sienta en el banquillo

El ex cantante José Giménez niega la acusación de tráfico de cocaína

Esposado y custodiado por dos policías llegó ayer el ex cantante José Giménez Fernández, de 44 años de edad y conocido popularmente como Joselito, a la sala de la Sección Quinta de la Audiencia de Valencia. Sobre él pesa una acusación por tráfico de cocaína que le puede llevar a prisión durante cinco años. Los próximos días serán probablemente los más largos de su vida, hasta que conozca la sentencia del tribunal que ayer presidió la vista oral.Vestido con un conjunto de piel color granate e intentando esconder con una chaqueta las esposas que le sujetaban las manos, Joselito confesó, tras la celebración de la vista, que se sentía humillado. "No me siento abatido, porque nunca estoy abatido, pero sí me siento humillado. Sabía que venía aquí para ser condenado, pues es fácil ensañarse con un personaje público", dijo el ex cantante, que insistió en su inocencia.

Desde el pasado 29 de agosto, la vida del que fue el niño prodigio del cine español en la década de los años cincuenta y sesenta ha dado un giro de 180 grados. La madrugada de ese día, José Giménez fue detenido por la Guardia Civil en la localidad valenciana de Yátova, junto con la joven de 18 años Ruth Bosque, por llevar un paquete que contenía 78 gramos de cocaína cuya pureza era del 76%. En su poder también tenía una pistola Astra del calibre 22, con una bala en la recámara y cuatro en el cargador. La Guardia Civil comprobó que José Giménez tiene licencia de armas.

El protagonista de películas como El pequeño ruiseñor, (1956), Saeta del ruiseñor (1957), Escucha mi canción (1958), El pequeño coronel (1959) o Los dos golfillos (1960) nació en el año 1946 en la localidad de Beas del Segura (Jaén).

Su historia, después de retirarse del cine, es confusa.

En la primera mitad de los años setenta residió en Angola, y, según diversas informaciones, allí trabajó como mercenario para el Gobierno portugués hasta la independencia de este país africano, en 1975. José Giménez nunca ha desmentido estos hechos. Posteriormente se instaló en la localidad valenciana de Utiel, donde reside actualmente y donde es propietario del complejo hotelero El Bodegón.

Desde su detención, la justicia ha sido implacable. La titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Requena, Ana Alonso, decretó su ingreso en prisión a primeros de septiembre. El pequeño ruiseñor ha permanecido desde entonces en la cárcel Modelo de Valencia, donde ha recordado su infancia. El día 29 de septiembre, en la celebración dé la fiesta de Nuestra Señora de la Merced, patrona de las prisiones, Joselito organizó un festival musical en el centro penitenciario.

Ahora, cuatro meses después de su detención, con una agilidad judicial sin precedentes, el juicio contra José Giménez está visto para sentencia. Cuando ayer se sentó en el banquillo de los acusados y las cámaras de los fotógrafos dispararon sus flashes, Joselito no pudo reprimir una sonrisa: "Soy inocente, aunque, de vez en cuando, me puedo hacer una rayita de coca". Después, su abogado, que pidió la absolución por falta de pruebas, dijo: "La sociedad quería ver a Joselito esposado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 17 de diciembre de 1991.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50