Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

17 personas mueren calcinadas en sus coches tras una colisión múltiple en la autopista vasca

Diecisiete personas murieron ayer calcinadas y otras 49 resultaron heridas -dos de ellas muy graves y otras 13 graves- en un espectacular accidente de circulación ocurrido a las 10.50 en el kilómetro 102 de la autopista A-8, Bilbao-San Sebastián, cerca de Amorebieta (Vizcaya). Un total de 25 coches que circulaban hacia San Sebastián resultaron involucrados, y 18 de ellos, destruidos por el fuego tras una colisión múltiple producida "por la niebla cerrada" que había a esas horas, según la Ertzaintza (policía vasca) y testigos del siniestro. Otros testigos observaron la presencia de humo contaminante de origen indeterminado.

La mayoría de los 25 vehículos afectados hicieron explosión al chocar, atrapando en su interior a numerosas víctimas. Los fallecidos identificados al cierre de esta edición son: Pedro Lizarralde González, Isabel Pildain Lazpita, Marcelino Granado Sánchez, Ángel José Herrero del Río, Borja Artiach Basterra -cámara de la televisión vasca ETB-, Jesús López Areta, María Ángeles Basaguren Belaz, María Ángeles López Basaguren -hija de los dos anteriores- , Eduardo Martínez Ochoa, José María Gil Olabe, María Teresa Martínez Vallejo, María Teresa Gil Martínez, Leyre Irastorza Redondo y Estrella Díaz Itza. Faltan por confirmar las identidades de otros tres fallecidos.Una auténtica peregrinación de personas en busca de familiares y amigos desencadenó escenas dantescas en un paisaje de vehículos calcinados y víctimas atrapadas entre los hierros. Este accidente de circulación ha sido el más grave de los ocurridos en las carreteras del País Vasco. Asimismo se trata de uno de los siniestros de tráfico más dramáticos de los últimos años en toda España.

Portavoces de la Ertzaintza aseguraron que, a primeras horas de la mañana, "una cortina de niebla de gran intensidad y muy cerrada" cubría los carriles de la A-8 en dirección a la capital guipuzcoana. Sin embargo, algunos testigos presenciales aseguraron que "la niebla no era de tanta intensidad" y que había "una nube de humo" producida presumiblemente por la quema de rastrojos o de algún residuo industrial, extremo que no fue confirmado por la policía autonómica vasca.

Gran incendio

La primera hipótesis formulada por la Ertzaintza señaló que "una colisión por alcance entre dos vehículo" desencadenó la colisión múltiple de los turismos que circulaban tras éstos. Las víctimas murieron al instante, excepto un hombre, José Herrero del Río, que falleció en el hospital de Galdakao.

Un total de 18 de los 25 automóviles involucrados en la colisión se incendiaron y resultaron calcinados, según informaron la Ertzaintza y testigos presenciales, informa José Luis Barbería. La mayor parte de las víctimas mortales quedó completamente carbonizada en el interior de los vehículos siniestrados, lo que dificultó la identificación de los cadáveres.

Parte de los ocupantes de los turismos, en algunos casos familias con niños de corta edad, según señaló un testigo, pudieron abandonar los coches y ponerse a salvo antes de que el fuego se extendiera.

Poco después de producirse el accidente, comenzaron a llegar al lugar de los hechos numerosas ambulancias de la DYA, la Cruz Roja y de los servicios de urgen cias de la Policía vasca (SOS-Deiak), que tuvieron que acceder hasta el lugar del siniestro a tra vés de la carretera nacional. Uno de los conductores de ambulan cia que participó en las tareas de evacuación de los heridos relató: "El accidente ha sido descomu nal y el espectáculo escalofriante, coches calcinados con personas dentro...".

Las dotaciones de la Ertzaintza desplazadas al accidente procedieron a cortar el tráfico en ambos sentidos de la autopista para facilitar la evacuación de heridos y las tareas de limpieza por parte de ambulancias y bomberos.

Durante las horas siguientes al accidente se registró una peregrinación de centenares de personas hasta el aparcamiento del área de servicio de Amorebieta, donde fueron retirados los vehículos siniestrados y se procedió al levantamiento de los cadáveres. Se produjeron escenas de nervios y de histeria entre familiares y amigos de presuntas víctimas del dramático accidente. Al menos dos niños se encontraban entre las personas fallecidas.

Incidentes

El cierre al tráfico de esta arteria de circulación produjo un atasco monumental en la nacional 634 y en las carreteras adyacentes. Efectivos de la Ertzaintza desviaron el tráfico de la autopista y la mantuvieron cerrada por espacio de unas dos horas. Pasadas las 13.30, se habilitó un carril en cada dirección de la A-8 que alivió el tráfico en una jornada aprovechada por mucha gente para iniciar el fin de semana. A partir de las cinco de la tarde un control de la Guardia Civil, que detuvo a dos personas que se trasladaban en autobús a la manifestación de familiares de presos en Bilbao, provocó acciones de protesta y el corte de la autopista.

En el siniestro resultaron heridas de diversa consideración 49 personas, que fueron trasladadas hasta tres centros sanitarios vizcaínos. En el hospital de Cruces quedaron ingresados 10 heridos: Aurora Cortés López, Leire Martínez Cortés, Rosa Aparicio Posada, José Antonio González Velasco, Jon Mike1 Mayor Martín, Carmen Latorre Castillo, Iñigo López Simón, Ana María Redondo Larrazabal, y Una¡ Irastorza Redondo; en Galdakao, Iratxe Celaya López, Esteban Irastorza Alustiza, Isabel Calvo García y Alfonso Pereda Bordes; y en Basurto, José Ramón Nogueruela Lastra, Juan Aldama González, Edurne Laca Arteche, y Jone González Calvo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de diciembre de 1991

Más información

  • La niebla causa en Amorebieta (Vizcaya) uno de los accidentes más graves de los últimos años