Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El cura, con la cruzada de los 'nicanores'

El párroco de la iglesia María Madre del Amor Hermoso congregó ayer en una misa de campaña a cientos de vecinos del barrio de Villaverde contrarios al realojamiento de familias gitanas en la zona.El párroco ofició en el descampado de El Molino, donde los vecinos, encabezados por el conserje Nicanor Briceño, acamparon hace varias semanas para impedir la construcción de vivendas destinadas a familias gitanas a las que acusan de traficar droga.

El cura ha explicado que obedece a una solicitud de los vecinos a la que no se puede negar. "Esto es algo muy serio y no hay que juzgarlo como simple racismo", informa Servimerdia.

La Asamblea Cívica de Villaverde, organización vecinal opuesta a las movilizaciones de los nicanores, ha manifestado su indignación ante el hecho de que "la Iglesia se posicione con esta gente". A las cuatro de la tarde, un grupo de vecinos de Villaverde se encaró con varios toxicómanos en el parque de Alcocer. El incidente concluyó tras la intervención policial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 18 de noviembre de 1991