Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA LEY DE SEGURIDAD, EN EL PARLAMENTO

La oposición sostiene que los ciudadanos "sienten miedo" ante la 'ley Corcuera'

El portavoz del PP en el debate, Federico Trillo, aseguró que el proyecto de Seguridad Ciudadana ha provocado una conmoción en la opinión pública porque pone en cuestión libertades elementales de carácter civil, como la de circulación o la de intimidad en el propio domicilio. Según Trillo, "la gente tiene miedo" y los supuestos de detención para evitar un delito están previstos en las leyes vigentes, que otorgan a la policía la capacidad de actuar sin mandato judicial en casos de delito flagrante.El portavoz del Partido Popular agregó, respecto al delito flagrante, que su definición clara y precisa aparece ya en la Ley de Enjuiciamiento Criminal y la voluntad de añadirle "un bosque de cosas" no puede tener otra finalidad que introducir confusión y distorsionar el ordenamiento constitucional. No obstante, la mayor crispación entre los socialistas llegó cuando les acusó de haber generado el problema del narcotráfico con su "tolerancia y fomento del consumo" de estupefacientes.

Trillo atacó con dureza al Gobierno y le dijo al ministro del Interior, José Luis Corcuera: "Hay dos formas de hacer derecho. La técnica de la Constitución, que arranca de la libertad, y la técnica de la autoridad, que lleva al Estado autoritario, el que no queremos". Llegó a decir: "Aquí no gana Kafka, gana el señor Corcuera", y acusó a PNV y CiU de "justificar lo injustificable".

José Luis Núñez, de Izquierda Unida, acusó a los socialistas de haber fracasado policialmente contra el narcotráfico y de pretender arreglarlo ahora con leyes. Según Núñez, el Gobierno no quiere la Policía Judicial y por eso intenta desarrollar las competencias policiales y gubernativas.

El portavoz de IU se dirigió a los bancos socialistas cuando aseguró que el Ejecutivo "ha dado un paso atrás en el desarrollo de las libertades; hay una ruptura, un cambio de talante respecto a la primer a parte de su etapa de Gobierno". Para Núñez, la ley Corcuera es "un tremendo error político y jurídico, y una aberración", aunque también indicó que esta ley bien podría llamarse Ley Roca, lo que éste dijo agradecer si el texto da un buen resultado.

El representante de la coalición rechazó comparar el texto con algún otro del franquismo, pero recalcó que no resolverá la situación social y el fracaso de Interior para asegurar la tranquilidad ciudadana.

José Antonio Souto, del CDS, pidió la supresión de los artículos 20 y 21, porque "a partir de ahí, la libertad se encuentra en cuarto menguante". Joseba Azkarraga, de Eusko Alkartasuna, descalificó la ley porque consagra la figura de la retención: "O se está detenido o se está en libertad". Para Koro Garmendia, de Euskadiko Ezkerra, la ley establece con claridad una situación de privación de libertad por imposibilidad de identificarse sin fundamento constitucional.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de noviembre de 1991