Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido un cuarto miembro del 'comando Txalaparta'

La policía detuvo el viernes en Basauri (Vizcaya) a José Ramón Martínez García, cuarto y último presunto integrante del comando Txalaparta de ETA, según el Gobierno Civil de Vizcaya. El hallazgo de cuatro pistolas en el piso donde murió el etarra Francisco Javier Goitia Elorza, Kabi, al estallarle el temporizador del artefacto que manipulaba, dio una pista a la policía: un cuarto integrante legal -no fichado del grupo no estaba en el piso cuando se produjo la explosión.

El detenido, José Ramón Martínez Garcia, tiene 25 años y es natural de la localidad vizcaína de Basauri. Según fuentes policíales, las declaraciones del herido tras la deflagración, Óscar Abad Alonso, ayudaron a la detención del último miembro del comando. La tercera componente del comando Txalaparta, Nagore Múgica, novia del activista muerto, continúa huida. Tras los primeros interrogatorios, el detenido ha confesado la participación de los miembros del grupo en varios atentados distintos a los atribuidos el viernes por el Gobierno Civil de Vizcaya. Fuentes oficiales confirmaron también que todavía existe un grupo de apoyo al comando Vizcaya.

Sobre las tres de la tarde partió del hospital de Basurto hacia Lekeitio (Vizcaya) la comitiva encabezada por el coche fúnebre con los restos mortales del activista de ETA Francisco Javier Goitia Elorza. En su localidad natal, la Koordinadora Abertzale Sozialista (KAS) organizó un homenaje por "la caída de nuestro hermano en el camino por la independencia de Euskadi".

La intensa lluvia no impidió que tras el homenaje se celebrara una manifestación que recorrió las principales calles del pueblo natal de Kabi. Los participantes corearon gritos en favor de ETA, de la independencia de Euskadi y en recuerdo del activista muerto.

Pleno extraordinario

En el pleno extraordinario celebrado al mediodía en Lekeitio, Herri Batasuna (HB) no consiguió sacar adelante una moción para denunciar la política del PSOE y nombrar hijo predilecto de la villa al activista muerto, al votar en contra el PNV y Eusko Alkartasuna. Por la mañana, KAS (Coordinadora Abertzale Socialista) homenajeó a Kabi en el barrio bilbaíno de Deusto, donde trabajaba como profesor de euskera desde hacia siete años. Cuatro furgonetas de la policía vigilaron el desarrollo del homenaje, sin que se registraran incidentes. El viernes se produjeron manifestaciones en diferentes localidades vizcaínas en protesta por la muerte de Francisco Javier Goitia Elorza. En la localidad vizcaína de Portugalete, una docena de manifestantes quemaron un autobús. Ni la Ertzaintza (policía autonómica vasca) ni el Cuerpo Nacional de Policía practicaron detención alguna.Por otra parte, óscar Abad Alonso, herido en la explosión del viernes, permanece ingresado en grave estado en Basurto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 27 de octubre de 1991

Más información

  • KAS rindió un homenaje al etarra muerto