Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

42 reclusos de ETA inician una huelga de hambre para exigir su reagrupamiento

Un total de 42 presos de ETA iniciaron ayer, lunes, una huelga de hambre que debe concluir el próximo fin de semana, según las Gestoras pro Amnistía. Esta protesta, con la que se pretende forzar su reagrupamiento, se ha iniciado en las prisiones de Ceuta, Ibiza, Mallorca, Salto del Negro (Gran Canaria) y Tenerife 2. Son 38 hombres y 4 mujeres los que han decidido ayunar durante los próximos días. Instituciones Penitenciarias declinó informar del seguimiento de la huelga.

Además de esta huelga de hambre, los cerca de 500 reclusos etarras debían remitir ayer instancias tanto al juzgado de vigilancia penitenciaria competente como a la Dirección General de Instituciones Penitenciarias para pedir el traslado a las prisiones más cercanas a su domicilio.El diario Egin publicó ayer un texto del "colectivo de presos políticos vascos" que, bajo el título Desde las cárceles de la dispersión al pueblo vasco, critica esta política, informa Aurora Intxausti.

Según ese texto de los presos de ETA, la dispersión "ha fracasado y seguirá fracasando ( ... ) no ha conseguido ni conseguirá destruir nuestra cohesión y homogeneidad política, y mucho menos desistir de nuestro compromiso con el proceso de liberación y reconstrucción nacional de nuestro pueblo".

Mientras, sólo uno de los 40 presos de ETA recluidos en las prisiones canarias de Tenerife 2 y Salto del Negro no secundó ayer, por motivos de salud, el inicio de la huelga de hambre. Los etarras remitieron a los jueces de vigilancia penitenciaria de Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas de Gran Canaria escritos en los que solicitaban ser trasladados a prisiones de la península próximas a sus domicilios familiares, informa Carmelo Martín.

El juez de Vigilancia Penitenciaria de Santa Cruz, Manuel Arce, señaló ayer que el documento no había llegado a sus manos.

Inquietud sindical

Los representantes sindicales mostraron su inquietud por la acción de protesta de los etarras y señalaron que no habían recibido instrucciones de sus superiores sobre la estrategia que deben seguir ante la eventualidad de que dichos presos provocaran algún incidente.Los sindicatos han solicitado la convocatoria de la Junta de Seguridad, para la que aún no hay fecha.

Por otro lado, dos de los siete reclusos de ETA internos en las cárceles de Baleares secundaron ayer la huelga de hambre, según confirmaron a Patricio Candia fuentes penitenciarias.

En la prisión de Palma de Mallorca, los reclusos Óscar Miguel Sagardia, Ángel Ardocia Larraza, José Antonio Mújica Huizi, Ifiaki Rike Galarza y Julen Zabado Bilbao, "están manteniendo un comportamiento normal", según explicó el director de la cárcel, Pedro Mejuto. "No hay nada que permita aventurar que los presos de ETA hayan iniciado una huelga de hambre; hasta ahora, no han rechazado los alimentos y la conducta de todos ellos es absolutamente normal", añadió.

Esta versión coincidió con la facilitada por un directivo del sindicato UGT de la cárcel de Palma de Mallorca, quien aseguró: "No hemos advertido nada fuera de lo común entre los presos de ETA".

En el centro penitenciario de Ibiza, los etarras Fidel González García y Julio Hizkaza Olaldekoa, están secundando desde ayer una huelga de hambre, se gún informaron fuentes penitenciarias. Ninguna fuente sindical confirmó que los presos de ETA confinados en Ceuta secunden esta acción. Instituciones Penitenciarias, cuyo secretario generales Antoni Asunción, declinó informar al respecto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de octubre de 1991

Más información

  • La protesta afecta por ahora a prisiones situadas fuera de la Península