Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un sistema de recogida de heces caninas con guantes será probado en Chamberí

La limpieza de la capital es uno de los temas que más preocupa en la Concejalía de Medio Ambiente, como confirmó ayer su titular, Esperanza Aguirre, tercer teniente de alcalde. Por ello, el Ayuntamiento probará en el distrito de Chamberí, en la zona que circunda la plaza de Olavide, un nuevo sistema para que los dueños de perros recojan con unas bolsas guante los excrementos de sus mascotas y los depositen en una de las 25 cajas dispuestas al efecto.La elección de Chamberí se debe, según Esperanza Aguirre, "a la gran cantidad de perros que viven en el barrio y las pocas zonas de esparcimiento que tienen los animales, lo que obliga a que hagan sus necesidades en las aceras por donde pasa la gente.

"Este método ya se ha empleado en Suiza. Esperamos que los madrileños sean tan maduros como para utilizarlo", dijo Aguirre. "Consiste en unos recipientes que disponen de unas bolsas individuales con forma de guante, de manera que el dueño se lo pone, coge la caca, les da la vuelta y cierra la bolsa, arrojándola al contenedor".

La concejal confía más en la presión de los vecinos que en la propia iniciativa de los dueños. "Vamos a enviar cartas no sólo a los propietarios de canes, sino a todos los vecinos, para que si ven que un dueño no cumple con esta medida le obliguen increpándole. Esperamos que este sistema tenga éxito antes de que haya que enviar a la Patrulla Verde a que ponga las multas, porque abandonar estos desperdicios en la calle está prohibido en las ordenanzas municipales", explicó.

Esperanza Aguirre recordó que el concurso de la denominada motocaca, un sistema motorizado de recogida de excrementos, quedó desierto al exigir la compañía francesa que lo presentaba un contrato por ocho años. En cuanto al método de recogedores, "era poco higiénico, porque en ellos se iba acumulando la suciedad".

Esta concejalía tiene previsto también dedicar 100 millones de pesetas a una campaña de publicidad en televisión, radio y por correo personal "para que los ciudadanos sean más limpios". La recogida de cajas y recipientes fuera de los cubos gratuitos cedidos por el Ayuntamiento será también objeto de esta campaña, especialmente para los comerciantes. "Son los que más cajas dejan en la calle", afirmó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de septiembre de 1991

Más información

  • El Ayuntamiento, preocupado por la limpieza