Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Jardín Botánico, cierra por los destrozos del vendaval del sábado

La tormenta del pasado sábado ha obligado a cerrar el Jardín Botánico hasta mañana, día 24, según informó ayer su gerente, José Antonio Alcalne. Los vientos del sábado consiguieron tumbar al Abuelo, un almez que era el árbol más antiguo del jardín, con una edad próxima a los 150 años, y a otro ejemplar centenario de la misma especie, y regaron el parque de ramas rotas.Además, los vecinos de los distritos de Vallecas, Moratalaz, San Blas, Usera y Barajas iniciarán en breve reclamaciones para ser indemnizados por los daños sufridos por la tormenta, según informó ayer la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos (FRAVM). Algunas de estas personas están sin luz desde que cayó la tormenta.

La mayor parte de estas denuncias irán contra la empresa Unión Fenosa, responsable del fluído eléctrico de cuatro de estos barrios. "Esto evidencia el mal estado de las conducciones eléctricas, que no se corresponde con la imagen de modernidad que nos venden", según la federación. En Canillejas, los vecinos protestaban porque uno de los postes que se cayó sobre una casa "es de hierro y tiene más de 35 años".

Fuentes de Unión Fenosa respondieron que la compañía sólo es responsable si el corte de energía obedece a un error de algún operario o a instalaciones defectuosas, según informa Efe. En la tarde de ayer todavía quedaban "varios miles de madrileños" sin tener corriente en sus casas, según confirmaron en Unión Fenosa. Estas averías estaban localizadas en Arturo Soria, San Blas, Canillejas, San Cristóbal de los Ángeles y la avenida de Logroño.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de julio de 1991