Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El caso del voto por correo inclina al CDS salmantino a quitar la Diputación al PP

Un tránsfuga del PP, José Dávila Rodríguez, fue elegido ayer presidente de la Diputación de Salamanca, con los votos del PSOE y del CDS, partido que inclinó la balanza tras tener en cuenta el presunto fraude electoral en los votos por correo gestionados por el PP.

Rosario Diego, la única diputada provincial del CDS, ex presidenta de la Diputación en coalición con el PP, reconoció que el voto por correo ha influido poderosamente en la decisión del CDS. Rosario Diego explicó que no podría pactar con un miembro del PP inmerso en un proceso penal (el concejal José María Moreno Balmisa).Así pues, el programa conjunto de gobierno establecido a última hora entre el PSOE (11), CDS (uno) y un diputado del Partido Popular (13), José Dávila Rodríguez, dio a éste la presidencia de la Diputación Provincial de Salamanca, al conseguir 13 votos, frente a los 12 que logró el candidato popular, Casimiro Hernández Calvo.

José Dávila, que pedirá su baja como militante del Partido Popular, según dijo, justificó su postura como un "ejercicio democrático" en función de la necesidad de "hacer posible reflotar esta diputación, fundamentalmente en lo económico".

Casimiro Hernández consideró la acción de Dávila como la mayor traición política" que ha conocido en su vida. El socialista Emilio Melero manifestó: "En el caso de la elección de Casimiro Hernández, el PSOE habría estado condicionado por la más que duda moral y documental que tenemos en relación con el fraude del voto por correo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de julio de 1991