LA DESINTEGRACIÓN YUGOSLAVA

El Parlamento de Eslovenia "congela" su independencia

El Parlamento esloveno aprobó con 189 votos a favor, 11 en contra y siete abstenciones la declaración de Brioni. De esta manera el Parlamento ratificó el acuerdo alcanzado el domingo pasado entre los representantes de tres repúblicas yugoslavas, el Gobierno federal y la troika comunitaria. Al aceptar la declaración, Eslovenia se comprometió a observar el cese de las hostilidades con las tropas yugoslavas, observar los reglamentos federales en sus fronteras externas y suspender por tres meses la proclamación de la independencia.

El presidente esloveno, Milan Kucan, abrió ayer a mediodía la sesión del Parlamento y pronunció un emotivo discurso, justificando la obligación de la delegación eslovena en Brioni a aceptar el documento propuesto por la CE. "En Brioni ( ... ) estábamos decidiendo entre la guerra y la paz", dijo Kucan. "Hoy, queridos miembros del Parlamento, ustedes están decidiendo lo mismo". Kucan respondió a las reiteradas críticas de que el acuerdo en Brioni significaba una capitulación de Eslovenia, diciendo: "Al adoptar la declaración no tendremos reconocimiento internacional, pero tendremos la oportunidad de parar la violencia política y militar". Kucan recordó a los eslovenos que son europeos e indudablemente aspiran a permanecer europeos. La declaración de Brioni, según Kucan, significa el primer paso hacia la búsqueda de la manera europea para solucionar los conflictos. "Eslovenia no ha abandonado su meta final, es decir la independencia, dijo el jefe del Gobierno, Lojze Peterle. "SI hemos esperado 100 años para la independencia podemos esperar otros tres meses". Kucan insistió además en la necesidad de proteger a los generales y los oficiales de las fuerzas armadas yugoslavas, quienes habían rehusado participar en las operaciones militares en Eslovenia. Sin embargo, el presidente no precisó si Eslovenia disponía del marco legal necesario para proteger a los desertores, ya que esta República no es independiente.Breve debate

Los diputados participantes en el debate, por cierto breve, ya que era obvio que no había una alternativa a la aprobación del documento, reaccionaron de diferentes maneras.

Milan Gros, miembro del Partido Ultranacionalista: "No puedo firmar el documento para que mis hijos no me acusen de haber capitulado". Otros expresaron su desconfianza en el futuro proceso negociador. Viktor Zake1j, del Partido Socialista, precisó: "No olvidemos que vivimos en los Balcanes, donde las mentiras y los engaños forman parte de los valores morales".

Milan Balazic, comunista reformado, apareció con el uniforme de la Defensa Territorial y advirtió que los eslovenos lucharían de nuevo por su libertad.Milan Aksenetijevic, coronel de las Fuerzas Armadas yugoslavas y también diputado, solicitó: "Si realmente desean las negociaciones, no pidan que la condición sea la retirada de las Fuerzas Armadas yugoslavas del territorio esloveno". La declaración ha sido aprobada. Ésta representa un prórroga en el proceso de la independencia de Eslovenia, ya que no ofrece una solución a los conflictos. De ahí, es de esperar que los diferentes partidos políticos interpretarían, cada uno según su programa, el significado de los tres meses de negociaciones, durante los cuales hay que redefinir la independencia eslovena.

Por otra parte, la declaración a escala federal yugoslava "se ha convertido en chícle", según la definición de la televisión independiente Yutel (pro yugoslava). Cada uno de los protagonistas de la crisis ha interpretado la declaración según sus necesidades.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS