Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos artificieros mueren en Madrid al desactivar un paquete bomba

Un paquete bomba hizo explosión sobre las 10.15 de anoche en una nave de la mensajería Express Cargo, en el polígono industrial de Villaverde, de Madrid, y provocó la muerte a dos artificieros del Cuerpo Nacional de Policía. Un compañero de ellos resultó gravemente herido. El paquete, con unos siete kilos de explosivo, había sido enviado, presumiblemente por ETA, desde Valladolid a un alto cargo del Ministerio de Justicia, que no quiso recogerlo el pasado jueves, según informaron fuentes de la empresa de transporte.El paquete, remitido por Gráficas Jotasu, una empresa inexistente radicada en Valladolid , había permanecido desde ese día en el almacén. Tras una llamada anónima a la delegación de la empresa en Aranda de Duero (Burgos) que indicaba que en una de las oficinas de la mensajería había un paquete bomba, los trabajadores avisaron por la tarde a la policía.

Los Técnicos Especialistas en Desactivación de Artefactos Explosivos (TEDAX) llevaban varias horas trabajando cuando el artefacto, con una trampa consistente en un doble detonante, estalló al ser manipulado. El paquete era muy similar al que hizo explosión el pasado jueves en la cárcel Sevilla 1, y que provocó la muerte a cuatro personas.

Los fallecidos son el subinspector Pedro Domínguez Pérez y el oficial Luis Claraco López. El también oficial José Luis Jiménez Barreno se hallaba a primera hora de la madrugada de hoy clínicamente muerto en el hospital Doce de Octubre de Madrid.

Desde 1978 han muerto 15 artificeros, 10 pertenecientes al Cuerpo Nacional de Policía, 4 de la Guardia Civil y 1 de la Ertzaintza (policía autonómica vasca), cuando trataban de desactivar explosivos de procedencia terrorista.

Página 13

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de julio de 1991