Urbis pide más claridad en la política inmobiliaria del Gobierno

El consejero delegado de Inmobiliaria Urbis, Jaime Isac, criticó ayer, tras la junta de accionistas de dicha empresa, la falta de clarificación en la modificación del IVA, del decreto Boyer, y de los intereses subvencionados para la adquisición de viviendas. Isac resaltó, asimismo, las circunstancias adversas con las que ha tenido que enfrentarse Urbis y el sector inmobiliario, lo que ha obligado a elevar su endeudamiento para hacer frente al descenso de la actividad vendedora.

El pasado ejercicio ha estado marcado para Urbis por la absorción de Construcciones e Inmuebles (Ceisa) y Mas Camerana. Según los datos de la memoria, Urbis ingresó 8.803 millones de pesetas, de los que 2.187 millones fueron beneficios. La empresa ha destinado a reservas 1.000 millones y a dividendo 1.302 millones.

Isac se mostró confiado en en la recuperación del mercado tras finalizar la crisis internacional y haber comenzado el descenso de tipos de interés. Esta situación permite aventurar que los ingresos por arrendamiento se dupliquen a más de 1.200 millones.

Las inversiones de esta sociedad, controlada por Banesto, ascenderán a 5.000 millones de pesetas en el presente ejercicio. Para los próximos tres años, la previsión de inversiones es de 43.000 millones de pesetas.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS