Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Walesa veta la ley electoral polaca porque discrimina a la Iglesia

El presidente de Polonia, Lech Walesa, vetó ayer definitivamente la ley electoral que había sido aprobada por las dos cámaras del Parlamento, tachándola de confusa y discriminatoria para la Iglesia católica al prohibir la campana dentro de los templos.

Esta medida amenaza con un conflicto entre Walesa y el Congreso, así como el retraso de los comicios, previstos inicialmente para octubre próximo. Según los funcionarios de la oficina presidencial, el veto de Walesa, desde el punto de vista técnico, no tiene por qué significar el aplazamiento de los comicios. No obstante, es difícil imaginarse que la remodelación de la ley electoral pueda realizarse antes de finales de este mes, teniendo en cuenta el prolongado debate parlamentario en ambas cámaras, que se resolvió mediante un frágil consenso entre el sistema proporcional y el mayoritario.

El veto de Walesa puede ser rechazado por la Dieta (Cámara baja) por dos tercios de los votos, caso bastante probable en la actualidad. Por otra parte, Jaroslaw Kaczynski, jefe del partido Coordinadora del Centro y ministro en la cancillería del presidente Lech Walesa, reclamó ayer la dimisión del artífice del programa de saneamiento económico, el viceprimer ministro Leszek Balcerowicz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de junio de 1991