Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Capturado un 'comando' etarra en Vizcaya cuando iba a colocar una bomba en el coche de un policía

El grupo Matala de la organización terrorista ETA, posiblemente el único comando existente en la actualidad en Vizcaya, fue desarticulado en la madrugada de ayer por la policía en Barakaldo. Sus tres integrantes fueron capturados cuando se disponían a colocar una bomba en el coche de un miembro del Cuerpo Nacional de Policía. Los terroristas entablaron un tiroteo con los agentes aunque no hubo heridos. "Esto parecía la guerra de Corea", declaró una vecina del lugar. Investigaciones posteriores permitieron detener a tres presuntos colaboradores del comando y descubrir dos escondites con armas y diverso material.

Las detenciones se produjeron rninutos antes de las tres de la madrugada en la calle de Landabelco, en Barakaldo, la segunda población de Vizcaya. Muchos vecinos, despertados por los disparos, presenciaron desde las viviendas el desarrollo de la operación. Según algunos testigos, el dispositivo policial estaba previamente desplegado para rodear a los sospechosos. "Alguna buena información tenían, porque les estaban esperando", afirmaron estos testigos.Durante el enfrentamiento pudieron escucharse varias detonaciones de armas de fuego, pero ninguna persona resultó herida. Los tres detenidos llevaban pistolas cargadas e hicieron uso de ellas antes de rendirse. Uno de los miembros del grupo fue capturado aproximadamente en mítad de la calle, según los vecinos. Los otros dos se parapetaron en unas escaleras hasta que después de un intercambio de disparos fueron detenidos."Los policías nos pidieron que no nos asomáramos y que cerráramos las ventanas para evitar el rebote de una bala o cualquier peligro", dijo ayer una vecina. "La verdad es que de tantos tiros, parecía esto la guerra de Corea", agregó esta mujer.Los detenidos en Barakaldo son Germán Urizar de Paz, de 24 años; Raúl Angel Fuentes Villotia, de la misma edad, y Jon Mirena Sampedro Blanco, de 21, todos ellos naturales de Bilbao Además de dos pistolas Browning y una Sig-sauer con nume raciones borradas, se les ocupó un artefacto explosivo preparado para su colocación con imanes en el coche de un policía.La bomba, montada en una fiambrera rectangular, contenía ocios kilos y medio de amonal y un dispossítivo de péndulo de mercurio que activa el explosivo por movimiento. El artefacto se encontraba en el coche del padre de Fuentes Villota, usado por los tres detenidos para trasladarse al lugar. Sampedro tenía puestos en el rnomento de la detención unos guantes quirúrgicos.

Armas y documentación

En el registro de sus domicilios, la policía se incautó de unos 150 cartuchos del calibre 9 milímetros Parabellum, planos para montar bombas-trampa, fotografías, documentación sobre funcionarios de policía y militares, pasamontañas y diverso material para preparar artefactos.

En un escondite en el monte Artxanda se ocupó un subfusil con dos cargadores, otros 150 cartuchos, tres granadas y un ejemplar del libro ETAren Eskuliburua (Manual de ETA) sobre manejo de explosivos y fabricación de bombas. En otro escondite en Ortuella fueron descuIbiertos 40 kilos de tornillos para ser usados como metralla.

Durante el día fueron detenidos como presuntos colaboradores de este comando Asier Quintana Zorrozua, Raúl Alonso Álvarez y Laurentz de la Llama Vega, de 49 años, fotógrafo profesional. Según informaron fuentes oficiales, el primero es liberado [a sueldo] de Herri Batasuna, en cuya última campaña electoral ha colaborado en tareas de imagen y propaganda. La coalición independentista no confirmó ni desmintió este extremo, "a la espera de completar información", según una portavoz.

El gobernador civil de Vizcaya, Daniel Vega, atribuyó la desarticulación del comando, identificado en ETA como Matala, a un dispositivo preventivo preparado por la Brigada de Información de Vizcaya y efectivos del Servicio Central Operativo llega dos desde Madrid.

En la misma zona de Barakal do donde fueron detenidos los activistas residen varios miembros de las Fuerzas de Seguridad del Estado. Hace menos de un año, un artefacto de ETA arrancó las piernas a un policía a un centenar de metros del lugar donde ayer se produjeron los hechos.

Medios policiales señalaron que la desarticulación del comando Barcelona ha obligado a la organización terrorista a "salir del agujero" y forzar la movilización de sus menguados efectivos para dar sensación de fuerza y "capacidad operativa".

Vega subrayó la importancia de las detenciones, un nuevo golpe a ETA a pocos días del desmantelamiento del grupo responsable de la matanza en la casa cuartel de la Guardia Civil de Vic. "Estos ya no hacen más daño", dijo. El gobernador no quiso precisar si éste es el único grupo de ETA actuante en Vizcaya hasta conocer en los interrogatorios su historial delictivo.

Fuentes policiales aventuraron la hipótesis de que el grupo capturado ayer sea el responsable de los últimos atentados contra policías y el único de que disponía ETA en la actualidad en Vizcaya con capacidad para actuar, tanto en esta provincia como en Cantabria.

El comando Vizcaya estaba compuesto ultimamente por Juan Carlos Iglesias Chouzas, Gadafi, y Juan María Ormazábal Ibargüen, El Turco, según los responsables de la lucha antiterrorista. Su infraestructura ha sido desmantelada en parte en varias ocasiones. La policía no descarta que ante la creciente presión los liberados buscaran refugio en Francia mientras forzaban a un grupo de colaboradores a perpetrar los atentados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de junio de 1991

Más información

  • Los terroristas entablaron un tiroteo de madrugada en las calles de Barakaldo