Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

Joaquín Satrústegui

La suerte de tener aquello por lo que se ha luchado

El abogado liberal y monárquico Joaquín Satrústegui recibe hoy en Madrid la Gran Cruz del Mérito Civil por el reconocimiento de sus servicios y dedicación a una España plural, libre y democrática", según el documento firmado por 50 intelectuales y políticos y dirigido al presidente del Gobierno, Felipe González. A sus 81 años, este hombre afable y pausado, que, sin embargo, sigue defendiendo ardorosa y casi juvenilmente las ideas liberales, ha conseguido el apoyo de prácticamente todo el espectro político democrático. Santiago Carrillo, Adolfo Suárez, Leopoldo Calvo Sotelo, Iñigo Cavero, José Federico de Carvajal, Gregorio Peces-Barba, Landelino Lavilla, Fernando Abril Martorell y Alfonso Osorio son sólo algunos de los firmantes del documento, en el que consideran "los eminentes servicios prestados a la democracia española de Joaquín Satrústegui, que ha dedicado gran parte de su vida a la tarea de la reconciliación nacional y el restablecimiento de las libertades ciudadanasLa biografía política de este abogado, nacido en San Sebastián en 1909 aparece ligada a la Monarquía, institución que ha defendido siempre sin condiciones. El acto de hoy, que se celebrará en un hotel madrileño, contará con la presencia del conde de Barcelona, Juan de Borbón, persona a la que desde siempre ha estado estrechamente vinculado Joaquín Satrústegui. Fundó en 1957 la Unión Española, un movimiento o "vínculo moral", como les gustaba denominar a sus integrantes, que propugnaba la forma de Estado democrático para España y reconocía a don Juan de Borbón, entonces en el destierro, como legítimo rey de los españoles. Por su activa participación en el llamado contubernio de Múnich, en 1962 -en el que hizo una encendida defensa de la Monarquía como única posibilidad de alcanzar dos objetivos fundamentales: la superación de la guerra civil y la integración de España en Europa-, Joaquín Satrústegui sufrió una pena de confinamiento de 11 meses en la isla de Fuerteventura. Satrústegui ha ejercido, entre otros cargos, el de presidente de Alianza Liberal, vicepresidente segundo del Partido Demócrata Liberal, senador por Madrid en las primeras elecciones democráticas, diputado de Unión de Centro Democrático y miembro del Club Liberal.

"No es que tenga buena memoria, es que he vivido muchos acontecimientos", replica Joaquín Satrústegui, para quien el acto de hoy no es un reconocimiento a él solo. "Soy el más viejo de la generación que luchó a favor de la democracia. Manana [por hoy] será la ocasión de recordar juntos que las ideas por las que hemos luchado han triunfado. No mucha gente tiene la suerte de decir que lo que tienes es aquello por lo que has luchado".

Siempre ha tenido las ideas muy claras y ha confiado en sus objetivos políticos. "Yo antes que monárquico soy demócrata. Y la única solución para superar la guerra civil y traer la democracia en paz, que era nuestro objetivo, era con una monarquía moderna y democrática, como se ha demostrado". Lo que no ha visto reflejado, sin embargo, en el ejercicio del poder ha sido el talante liberal que ha propugnado toda su vida, aunque asegura que lo que sí han triunfado son las "Ideas liberales". Del liberalismo que defiende en todos los campos, reconoce que son las libertades humanas, el respeto a las personas, y lo que conlleva de "oportunidades iguales para todos" las que mejor reflejan su ideal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de mayo de 1991