Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ciegos de UGT y CC OO amenazan con la huelga si la ONCE no retira el nuevo boleto

Las secciones sindicales de UGT y CC OO en la Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE) amenazan con convocar una huelga general para la segunda quincena de mayo, disconformes con la implantación del abono semanal y con las condiciones de integración de los vendedores en el régimen de La Seguridad Social. Ambos sindicatos, que suman 341 del total de 1.208 delegados sindicales, consideran que la política de inversiones acometida por la dirección del organismo "está desnaturalizando" el fin social que inspiró su creación.

Un portavoz de la ONCE minimizó ayer la representatividad de ambos sindicatos y se amparó en un estudio de mercado que evidencia, explicó, la positiva acogida que dispensarán los clientes al nuevo boleto semanal, que valdrá 600 pesetas y permitirá jugar con un mismo número en los cincos sorteos que se celebran a la semana.Alberto Astarloa, secretario general de la sección de CC OO en la ONCE, considera que el nuevo boleto implicará una reducción de las comisiones (del 15% al 10%) que hasta ahora percibían los vendedores. "El nuevo boleto sólo nos dejará un 10%".

La confusión que puede acarrear a los ciegos la identificación de los diferentes productos que ahora tendrá que expender -el cupón normal y el boleto semanal- es otra de las argumentaciones sindicales contrarias a su implantación. "Al cliente no se le ofrece ninguna otra incentivación, ya que el sistema de premios es exactamente el mismo".

Inocencio Rial, secretario general de la sección de UGT, subraya: "La ONCE está destinando sus ingresos a fines totalmente especulativos y no, como debía ser, a los sociales". Astarloa opina que con la implantación del boleto semanal lo único que pretende la ONCE "es abaratar los costos de comercialización del cupón a costa nuestra".

Tanto UGT como CC OO fundamentan también sus protestas en el hecho de que la ONCE no esté pagando a la Seguridad Social la base de cotización acorde con el grupo quinto, al que han sido incorporados los trabajadores. "Nos han ubicado en el quinto grupo, que establece una bases de cotización máximas de 195.360 pesetas, mientras que la ONCE cotiza sobre una base de 109.590 pesetas".'Holding' empresarial

Ambos sindicatos demandan asimismo al organismo que constituya un fondo de pensiones que restituya a los trabajadores los beneficios sociales perdidos al dejar de pertenecer a la Caja de Previsión e incorporase al régimen de la Seguridad Social, hecho ocurrido el pasado 1 de abril."En vez de invertir en periódicos y otras cosas, en una dirección desconocida, queremos que ese dinero revierta en mejorar nuestras condiciones; máxime cuando estamos absolutamente convencidos de que si el holding empresarial que se está construyendo arroja alguna vez beneficios, a buen seguro que no van a ser para nosotros".Gabriel Lizoáin, máximo dirigente de la Unión de Trabajadores de la ONCE (UTO), que ostenta 870 de los 1.208 delegados sindicales, no comparte las protestas de UGT y CC OO. "El abono va a permitir socializar al máximo los ingresos e imprimir una mayor fluidez a las ventas, así como acortar la jornada laboral de los ciegos".

Lizoáin, cuyo sindicato está considerado como afín a la línea oficialista, añade: "Los 300.000 ingresos millones máximos de que este año puede obtener la ONCE con la venta del cupón, según lo fijado por el Gobierno, se van a redistribuir mejor, y se acortarán desde abajo las diferencias de ingresos que existen ahora entre un vendedor de Asturias, Cataluña, y uno, por ejemplo, de Extremadura. Lizoáin afirma que el abanico de ingresos oscila entre las 130.000 y las 200.000 pesetas mensuales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de mayo de 1991

Más información

  • Los dos sindicatos critican la reducción de comisiones