Corcuera se queja de las dificultades para registrar casas de presuntos traficantes

El ministro del Interior, José Luis Corcuera, se quejó ayer ante la Comisión Mixta Congreso-Senado para la Droga de los problemas con que se encuentran las Fuerzas de Seguridad del Estado para registrar los domicilios de los sospechosos de tráfico de drogas. "No se puede denunciar el narcotráfico y, al mismo tiempo, obligar a los agentes a llamar a la puerta y decir: 'vengo a realizar un registro', dando tiempo al sospechoso a deshacerse de la droga antes de poder entrar en la casa", dijo."SI prevalece el derecho de un individuo a deambular por la calle a la sospecha fundada de un agente de que esa persona lleva droga, y si se niega la evidencia de una prueba obtenida de esa forma, algo pasa desde el punto de vista legal que permite que se den estas situaciones" añadió Corcuera. "Hay que encontrar un punto de equilibrio entre la garantía de los derechos individuales y la eficacia policial", concluyó.

El ministro afirmó que la nueva Ley de Seguridad Ciudadana, que prevé sanciones administrativas para quienes consuman drogas en público, "mejorará las lagunas legales que existen actualmente y que no impiden, pero sí dificultan, la lucha contra la droga".

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 07 de mayo de 1991.

Archivado En:

Te puede interesar

Juegos

Sudoku difícil

Mejora día a día tu nivel con nuestros cinco niveles de dificultad

Lo más visto en...

Top 50