Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La residencia militar de Vicálvaro está en suelo municipal ocupado por el Ejército

La residencia militar de Vicálvaro ocupa dos parcelas cuyo dueño es el Ayuntamiento de Madrid. Una indagación en el registro de la propiedad, realizada por la Asociación de Investigación Histórica de Vicálvaro Vicus Albus, demuestra que dichas parcelas están inscritas a nombre dell municipio desde 1948. No obstante, los militares ocuparon los terrenos dos años después, y en 1977 pusieron las fincas a su nombre. Un informe jurídico del Ayuntamiento reconoce que el Estado (ramo Ejército) "practicó unos asientos registrales a su favor sobre finca inscrita" a nombre del muncipio.

El dictamen municipal concluye que deben ser los tribunales los que zanjen el conflicto, aunque cree que la resolución judicial iría "en contra de los intereses municipales". El juez, con toda probabilidad, tomaría en consideración que el Ejército ha ocupado "pacífica y continuadamente" el terreno durante 30 años.La residencia de oficiales y suboficiales del Regimiento de Artillería de Campaña (Raca) número 11 está situada en el arranque de la carretera de Vicálvaro.

Dos de las fincas sobre las que se asienta, de 5.000 metros cuadrados, fueron inscritas el 2 de septiembre de 1948 en el Registro de la Propiedad de Alcalá de Henares a nombre del extinto Ayuntamiento de Vicálvaro. El 20 de octubre de 1951, el Ayuntamiento de Madrid se anexionó el de Vicálvaro y se subrogó en todos sus bienes.

En esas mismas fechas, el Ejército ocupó las parcelas sin mediar acto documental para construirla residencia. Sin embargo, el terreno siguió a nombre del Ayuntamiento hasta el 25 de abril de 1977. Ese día, Pedro Sáenz de Miera Valbuena, coronel jefe de la Jefatura de Transportes y Propiedades Militares de Madrid, certificó lo siguiente ante la delegación de Hacienda de Madrid: "El Estado (ramo Ejército) es dueño desde tiempo inmemorial [de los terrenos] (...) En el registro de la propiedad no consta inscrito a nombre de persona alguna".

La clave de la doble propiedad está en el enorme papeleo que originó la anexión de Vicálvaro por Madrid y en el cambio de identificación topográfica y demarcación de las fincas al correr el tiempo.

Cartas topográficas

Comparando las cartas topográficas de 1890, 1909 y 1990, se comprueba que no hay lugar a error. "Las Fincas siguen en el mismo sitio, pero con distinto nombre", afirma Valentín González, presidente de la Asociación Vicus Albus.

La asesoría jurídica del Ayuntamiento de Madrid admite que sólo pleiteando tendría una pequeña opción de recuperar los terrenos. Las autoridades municipales consultadas han expresado su absoluto desconocimiento sobre la situación de las citadas parcelas. El Ministerio de Defensa tiene en proyecto utilizar parte de la residencia para albergar las instalaciones del Boletín Oficial de la Defensa. Las obras ya están en marcha.

Valentín González considera que Defensa debe "ceder o vender el suelo por un precio simbólico para que el Ayuntamiento lo dedique a museo, archivo y asilo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 7 de mayo de 1991

Más información

  • Una asociación vecinal reclama parte del terreno para un museo