Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Industria impone seis condiciones previas para la integración de Iberduero e Hidrola

La integración de las compañías eléctricas Iberduero e Hidrola -al igual que cualquier otro proceso de fusión que se lleve a cabo en el sector-deberá cumplir las condiciones impuestas por el Ministerio de Industria si quieren recibir las bendiciones administrativas, principalmente las exenciones fiscales. En el departamento que ocupa Claudio Aranzadi están todavía a la espera de que los responsables de las dos eléctricas notifiquen el alcance de su acuerdo. Precisamente, la sociedad de gestión -HI Holding- que definirá el alcance concreto de la integración comenzará hoy a funcionar tras la reunión conjunta de los dos consejos de administración.

El ministro ha reseñado que el proceso de integración de ambas empresas debe encajar en los postulados del ministerio para la reordenación del sector eléctrico. Aranzadi, sin embargo, no ha recibido ninguna notificación al respecto. Según fuentes del grupo naciente, está previsto que se comunique al ministerio tras la reunión de hoy.Por ello, en el ministerio no conocen con exactitud los términos del acuerdo. A pesar de ello, en los contactos previos que ha mantenido el Ministerio con los responsables de las dos eléctricas se ha subrayado la necesidad de seguir los principios básicos de la reordenación y que han quedado plasmados como condiciones indispensables. Son:

-Tarifa única. La permanencia de la tarifa única en todo el territorio nacional, lo que significa la imposibilidad de que se diferencie entre zonas.

- Marco estable. Respeto al marco estable del sector eléctrico, que seguirá siendo la base para Fijar los costes estándar que determinan el incremento de la tarifa anual y la distribución de la recaudación de la tarifa en cada una de las empresas existentes.

- Inversiones. Planificación sectorial de las nuevas inversiones en equipamiento eléctrico, que siempre estarán determinadas. por el Plan Energético Nacional (PEN).

- Explotación unificada. Mantenimiento de la explotación unificada de la energía, tarea de la que se encarga la empresa Red Eléctrica.

- Intercambio de activos. Estructura de un mix de producción. Es decir, la reordenación pretende que las futuras empresas de generación eléctrica tengan unos costes medios similares. Ello implicará el intercambio de activos siempre que sea necesario.

- Separación de activos. Concentración de los activos de generación y mantenimiento de las redes de distribución como hasta ahora. Esta condición supone la separación de activos de generación de los de distribución.

Precisamente, esta condición es la que más rechazos ha generado en el seno de las empresas eléctricas y de sus accionistas más representativos, las entidades financieras. Según las impresiones que han manifestado fuentes de éstos, la "integración plena" que han decidido puede desembocar en la fusión total de todos los activos tanto de distribución como de generación, por lo que se opone a los postulados de Industria. No obstante, esta decisión la debe tomar la sociedad de gestión HI Holding, constituida a tal efecto.

Esta sociedad comenzará su trabajo efectivo hoy mismo tras la reunión de los consejos de administración de las dos eléctricas. Este supraconsejo -que, como otros términos del acuerdo, sigue unas directrices calcadas al acuerdo del cuaderno de fusión nunca lograda entre Banesto y Central- aprobará los nombramientos de Manuel Gómez de Pablos como presidente de honor, de íñigo Oriol como presidente y de José Antonio Garrido como consejero delegado. Además nombrará un comité ejecutivo en el que estarán representantes de estas compañías y de los bancos Bilbao Vizcaya, Banesto, Central e Hispano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 7 de mayo de 1991

Más información

  • Las dos eléctricas celebran hoy su primer consejo conjunto