Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
VUELTA 91

Alcalá, Indurain y Etxabe, firmes candidatos

Raúl Alcalá, Miguel Induráin y Federico Etxabe otorgaron ayer, una nueva dimensión a la Vuelta. Infligieron un severo correctivo a los jefes de fila del ONCE, Marino Lejarreta y, sobre todo, a Anselmo Fuerte, y redescubrieron todas las posibilidades que se les asignó antes de que empezara la carrera. La victoria de Melchor Mauri, que reafirmó su liderato gracias a sus aptitudes en las pruebas contrarreloj, mitigó un tanto la decepción por la derrota de sus dos compañeros. El resultado de ayer fue malo para Cubino, que queda ya prácticamente descartado.

La carrera exigió ayer los primeros esfuerzos puramente individuales. Fuerte, Lejarreta, aupados por su equipo a posiciones de privilegio, no respondieron a la demanda. Gracias a la renta acumulada en las pruebas cronometradas por equipos se mantienen en pie de igualdad con los favoritos que ayer impusieron su fortaleza en el largo y exigente recorrido de Cala d'Or.Fuerte desmintió la convicción de su director deportivo, Manuel Sáiz, y se mostró irremisiblemente perdido en una especialidad que siempre ha sido su talón de Aquiles. Y bien es sabido que un presunto vencedor de una gran vuelta por etapas debe responder en todos los terrenos. Jamás puede evidenciar un hundimiento tan evidente como el suyo de ayer. "No me lo puedo ni creer", llegó a admitir Sáiz.

Progresión de Alcalá

Ahora, el mexicano Alcalá se ha convertido en el favorito mejor situado en la clasificación general. Ayer reafirmó los sobresalientes progresos que ya había exhibido en el pasado Tour y sus intenciones de luchar por el triunfo en la vuelta. "la gente ha corrido muy, nerviosa durante estos primeros días. Espero que en la montaña todo cambie y que ello me favorezca", indicó ayer el jefe de filas del PDM, que cuenta con el respaldo del holandés Tom Cordes, autor de una excelente etapa ayer y que ya está situado entre los mejores.

Induráin, conforme a sus anunciadas intenciones, ha podido cerrar la primera semana de carrera conforme a las previsiones iniciales y ello tiene un notable mérito puesto que no,había salido bien librado del trabajo inicial en grupo. "He vuelto a meterme entre los que luchan por la general y ello es satisfactorio", indicó pero soy consciente de que el que desee gianar debe responder también en la montaña y eso es lo que espero porque, por ejemplo, allí Fuerte tiene tiempo para recuperar lo que ha perdido".

Un protagonista inesperado fue Federico Etxabe, quien despejó ayer las numerosas dudas que existían sobre el liderazgo del equipo Clas, posiciÓn para la que competían, junto a Etxabe, Gastón y Cabestany. Etxabe, aprovechó su fortaleza física y su buen estado de forma para obtener un excelente registro que, unido a la decepcionante actuación de su compañero Pello Ruiz Cabestany -el mejor contrarrelojista en la Vuelta 90- le sitúan en una excelente posición. "Pocos cuentan conmigo para ganar y yo se que va a resultar difícil, pero me encuentro en un buen momento e intentaré aprovechar todas mis oportunidades;", anunció.

Pero el triunfador de la jornada fue, sin lugar a dudas, el aetual líder. "He cumplido mi sueño", manifestó Melchor Mauri, rebosante de alegría por su triunfo y por haber sido capaz de reafirmar su liderato ante las próximas etapas que se van a disputar en Cataluña, donde nació hace 25 años. Pero el propio corredor del ONCE advirtió de la presumible fugacidad de su actual dominio. "Soy un gregario y seré el primero en luchar por mis líderes (Lejarreta y Fuerte). No sé si voy a poder resisitir en la montaña, un terreno en el que espero progresar, pero en el que no creo que pueda responder a las exigencias de esta Vuelta".

La contrairreloj de ayer sirvió para redescubrir las posibilidades, maltratadas hasta ahora, del colombiano Fabio Parra (Amaya) y del holandés Steven Rooks (Buckler) que todavía gozan de una posición que les hace temibles.

Preocupación y protestas

Albert Gadea, director técnico de la Vuelta, hizo patente ayer la preocupación de los organizadores por el mal estado de varias de las carreteras por las que está previsto el paso del pelotón. La máxima atención está centrada ahora en el estado del asfalto de las rutas del Valle de Arán y muy especialmente del puerto de la Bonalgua y Pla de Beret, situados ambos en el tramo final de la 11ª etapa que se disputará el próximo jueves. "Más que la nieve que ha caído abundantemente durante las últimas semanas, nuestra preocupación está en el estado de las carreteras".

Para colmo, las protestas se volvieron reerudecer ayer entre los corredores por el retraso y la improvisación en el viaje de Mallorca a Barcelona. Ante la tardía salida del charier, varios corredores, especialmente de la ONCE y, del Amaya, como Mauri o Cubino, viajaron en vuelo regular. Y al rnenos cuatro más, Induráin, Gorospe, del Banesto; Lejarreta y Fuerte, de la ONCE, lo tuvieron que hacer en los helicópteros de las emisoras que siguen la Vuelta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 7 de mayo de 1991

Más información

  • El líder, Melchor Mauri, se adjudicó la etapa en una gran contrarreloj_