Emilio Sánchez y Connors caen en el torneo de Madrid

El torneo de Madrid padeció ayer una jornada cruel. Emilio Sánchez, cabeza de serie número 1, y Jimmy Connors, de 38 años, fueron eliminados por el italiano Renzo Furian (4-6, 7-6 17-41 y 6-3) y por el brasileño Cassio Motta (7-6 18-61, 1-6 y 6-1), respectivamente.

"No veo a ningún jugador para el futuro con mi estilo", comentó un envejecido Connors después de ser borrado del cuadro por otro veterano del círcuito, Cassio Motta (31 años). Madrid, por tanto, se despidió ayer -excepto en el concurso de dobles- de un jugador atípico y genial que afronta con una ilusión inusitada el tramo final de su carrera. Connors no es el mismo tenista que ganó. cinco títulos del Open de Estados Unidos, dos de Wimbledon y uno del Open de Australia. Sin embargo, la presencia en la pista del zurdo de Illinois sigue siendo un espectáculo. Connors no había pisado la tierra batida desde la edición de 1989 de Roland Garros, donde perdió en segunda ronda con Jay Berger. Por ello, el 6-1 que consiguió ayer en el segundo set ante Motta y la muerte súbita que forzó en el primero avalan una actuación de mérito.El partido fue de una gran plasticidad, por las dotes técnicas de ambos contendientes, pero de precario voltaje. Connors, número 318 en el ranking de la ATP, agotó sus fuerzas y este hecho decantó la balanza, ya que el brasileño, 130 del mundo y mucho más entero, estuvo a punto de tirar el partido en un recital de errores no forzados. El enfrentamiento mantuvo un tono de cordialidad que encandiló a la grada. Motta fue condescendiente con las bromas de Connors, quien tras un disputado punto en el tercer juego del primer set, se estiró en la silla de un juez, solicitando con gestos la conclusión del partido mientras resoplaba exhausto. "¿Qué cuanto tiempo seguire en el circuito? No sé, quedáos ahí y lo veréis".

Desafortunado

La actuación de Emilio Sánchez, igual de desafortunada, no contó con el favor de la broma. El español, que ha descendido tres puestos en la clasificación profesional y es ahora decimocuarto, no supo resolver ante Furlan, 65 del mundo, un tenista completo y dotado de un gran espíritu de sacrificio que ya hizo sufrir a Bruguera en Montecarlo. Sánchez ganó el primer set con comodidad (64), pero su tenis fue perdiendo consistencia a medida que el del italiano crecía. La muerte súbita de la segunda manga no hizo sino anunciar el fracaso posterior, consumado en el tercer set (6-3). "Creo que estoy jugando bien, pese a lo que ha pasado hoy. Estoy pagando cierta relajación" comentó.

La llegada de Sergi Bruguera, actual número 8 del mundo, causó una gran expectación. El joven tenista catalán, que padece molestias en la rodilla derecha, debuta hoy contra Tomás Carbonell. "No me preocupa ser el número uno español. Para mí es más importante estar entre los primeros del mundo-, señaló.

La jornada de ayer deparó también las victorias de Javier Sánchez, Andrés Gómez (Ecuador), Franco Davin (Argentina), Jaime Oncins (Brasil), Jaeco Eltingh (Holanda). Programa de hoy: pista central, a partir de las doce, Altur contra Arrese, Carbonell contra Bruguera y Wilander contra Davin. En la pista uno, Novacek contra Motta y Furlan contra Champion.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 30 de abril de 1991.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50