Iberduero e Hidrola están dispuestas a concentrar sus activos de producción bajo una sola entidad

Las compañías Hidrola e Iberduero se muestran dispuestas a alcanzar un acuerdo para concentrar sus activos de generación convencional, (no nuclear) y mantener independientes sus redes (de distribución. La decisión definitiva debe recibir la bendición de los consejos de administración de ambas empresas que se celebran mañana (Hidrola) y pasado (Iberduero) y, posteriormente, del Ministerio de Industria, al que todavía no se ha presentado el proyecto. Ayer, no obstante, representantes de las dos empresas se reunieron con el secretario general de la Energía, Ramón Pérez Simarro.

José Antonio Garrido y Celedonio Isusi, consejeros delegados de Iberduero e Hidrola, respectivamente, tuvieron oportunidad de participar a Pérez Simarro de los avances en las negociaciones sobre su integración. Según fuentes de las empresas, no obstante, prefieren ser le más comedidos posi ble con el fin de no adelantar acontecimientos. Sus palabras han sido lo suficientemente elocuentes: "esto es como un partido de baloncesto y hasta el últime) minuto no se sabe el desenlace". Según estas fuentes, y a la espera de la última palabra de sus principales accionistas (BB'V por Iberduero y Banesto por Hidrola), todo indica que han alcanzado un acuerdo para la concentración de los activos de producción. No han concretado, sin embargo, si será mediante una fusión o si constituirán una sociedad coordinadora. Lo que parece que ha que dado meridianamente claro es que las dos compañías no integraran sus activos de distribución, los cuales continuarán como unidades independientes. Con dicha separación cumplen los requisitos propuestos por Industria en la reordenación, aunque en el desarrollo de las negociaciones se ha contempla do la posibilidad de que tam bién la integración acaparara a la distribución.

La concentración de activos de producción también cumple con la propuesta de Industria, No obstante, toda vez clue las dos compañías firmen el acuerdo, va a ser necesario que se produzca una racionalización de dichos activos. Industria ha comunicado a las empresas que los futuros grupos generadores deben estar equilibrados en cuanto al origen de sus faentes energéticas (hidráulica, carbón, fuel...) y que el coste medio de producción sea similar. Esto significa que tendrá que haber, intercambio de activos.

Intercambio de activos

En ese sentido, la concentración de Iberduero e Hidrola suma una gran presencia en el sistema hidráulico, con un 60% del total (40,5% corresponde únicamente a Iberduero; preponderancia no se repite en el sistema térmico. El diseño pasa, por tanto, por la cesión de activos hidráulicos y recepción de térmicos. Este intercambio se realizaría con el grupo público Endesa, que tiene la proporción contraria.

Endesa es la única pieza se gura en esta reordenacion que enfila la recta final. El papel de grupo público, de acuerdo con los mencionados intercarribios se basa en la incorporación de Sevillana, en la que tieneel 10% del capital. El intercambio de activos se haría después de realizada la incorporación de la empresa andaluza y teniendo en cuenta también el mercado catalán, donde se espera cerrar pronto la formación de un holding controlado por Endesa y con participación de las otras empresas.

El futuro sector eléctrico contaría, además, con un tercer pilar a partir de Unión Eléctrica Fenosa, cuyo protagonismo como cabeza de grupo depende, no obstante, de la última decisión de los consejos de Iberduero e Hidrola. A Unión Fenosa se uniría, con toda probabilidad, H idrocan táb rico.

Unión Fenosa cuenta con la mejor estructura productiva de las empresas privadas, pero su problema es el mercado. Es decir, no tendría necesidad de hacer intercambio de activos, pero se quedaría con un mercado mucho más pequeño que los otros dos grupos. Tendría un 20% (el 15% actual de Fenosa más el 5% de Hidrocantábrico). El resto se repartiría, en partes iguales del 40%, entre los otros dos grupos. Se cumple también con el propósito de Industria de contar con una proporción 60/40.

Mientras tanto, las eléctricas se encuentran elaborando su propuesta para la creación de una sociedad gestora de todos los activos nucleares. La distribución quedará como hasta ahora.

Por otra parte, los bancos accionistas tratan de asegurar su negocio bancario con las futuras eléctricas, el sector más endeudado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 22 de abril de 1991.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50