Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un hombre muere atropellado por un coche de matrícula extranjera que se dio a la fuga

José Luis Palau Gil, de 30 años de edad, natural de Valencia, murió atropellado a primeras horas de la madrugada de ayer por un automóvil de matrícula extranjera, que se dio a la fuga sin prestar la menor ayuda a la víctima. Otra persona resultó muerta y otras tres heridas en sendos atropellos ocurridos durante el día de ayer.

Palau Gil caminaba por la calle de Goya, esquina a la de Núñez de Balboa, cuando fue arrollado por un vehículo Volvo, matrícula FDB 12/627, que huyó sin que sus ocupantes se detuvieran paraprestar auxilio a la víctima. Ésta fue trasladada en un ambulancia municipal hasta el hospital Gregorio Marañón, donde ingresó cadáver.Testigos del accidente, anotaron la matrícula del vehículo causante del atropello, y la Policía Municipal inició rápidamente una operación de búsqueda del homicida, que hasta el momento no ha sido localizado. Los transeúntes manifestaron que el causante del siniestro se saltó un semáforo en rojo e invadió el carril del sentido contrario.

Poco después de las nueve de la mañana de ayer, Manuel H. M., de 76 años, perdió la vida al ser atropellado en la carretera de Vicálvaro por el automóvil con matrícula M-3618-GU.

Por otra parte, Encarnación Medina del Alamo fue atendida en el hospital Clínico de San Carlos por sufrir heridas de carácter grave, tras se atropellada por un turismo a la altura de la finca número 71 de la calle de la Princesa, según informaron fuentes de la Policía Municipal.

Otra mujer, Ana María Mazón Ortega, de 64 años, sufrió heridas graves al ser atropellada por otro coche frente al número 67 de la calle de Francisco Silvela. .

Cristina Hernaiz Valero, que fue arrollada en el paseo de Extremadura, fue la tercera persona que sufrió este tipo de accidentes durante la madrugada de ayer.

Según informaron fuentes de la Policía Municipal, las inclemencias climatológicas propiciaron gran parte de los accidentes registrados en Madrid durante el día de ayer, debido al estado resbaladizo de la calzada y a la mala visibilidad existente a causa de la nieve, la fuerte lluvia y la niebla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 18 de febrero de 1991

Más información

  • El estado resbaladizo del asfalto propició numerosos accidentes