Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos 10 'brigadas blanquiazules' acusados de agredir a un miembro de los 'boixos nois'

La policía detuvo ayer en Barcelona y Zaragoza a 10 miembros de las brigadas blanquiazules, grupo de aficionados ultras del Español, como supuestos autores de la agresión que se cometió el 1 de diciembre contra Sergi Segarra, integrante de los boixos nois, colectivo de aficionados radicales del Barcelona. Fuentes policiales afirmaron que tanto el joven francés Frederle Rouquier como José María Arboleas, que resultaron muerto y herido, respectivamente, el 13 de enero tras ser agredidos supuestamente por boixos nois, eran compañeros de los brigadas detenidos. Ocho de ellos fueron puestos en libertad. El Barcelona y el Español se enfrentan mañana en el Camp Nou.Segarra, de 21 años y disminuido físico, recibió varios golpes en distintas partes del cuerpo, entre ellas la cabeza, y, una puñalada profunda en el pulmón. El herido, que ya ha abandonado el hospital en el que permaneció internado cerca de un mes en estado grave, iba con unos boixos que pudieron huir. Entre ellos se encontraban, según fuentes policiales, varios de los detenidos la semana pasada como supuestos autores de la muerte de Rouquier y la agresión a Arboleas, seguidores blanquiazules, tras el partido Español-Sporting.

La policía sostiene que el autor material de la agresión con arma blanca a Segarra fue Francisco Abadal, de 19 años, que fue arrestado ayer en Zaragoza donde presta el servicio militar voluntario. Fuentes judiciales afirmaron que, posiblemente, la situación en que haya de quedar el soldado la adoptará el juez César Planas, instructor de las diligencias sobre la muerte de Rouquier y que seguramente asumirá las de este nuevo caso. Los ocho detenidos que pasaron ante el juez de guardia de Barcelona fueron puestos en libertad provisional sobre las nueve de la noche después de que aquél dudara sobre si decretar o no el ingreso en prisión de uno de ellos, al que, en principio, se le imputaba una mayor participación en la agresión. El juez del Tribunal Tutelar se hizo cargo de uno de los acusados, un menor que también fue puesto en libertad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de enero de 1991