Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:

Cambio de estrategia

Los inversores han dedicado la sesión a desmontar posiciones en función de unos planteamientos más realistas de la guerra del Golfo. Poco a poco, se han ido asumiendo unas pérdidas que muestran la diferencia entre la prepotencia de los primeros momentos del conflicto y el grado de desánimo que cunde ahora en los mercados. No obstante, el papel no ha vuelto con la fuerza con que el otro día llegó el dinero, por lo que hay que concederle una parte de culpa en aquella subida a los deseos de obtener beneficios que ha acumulado la Bolsa en estos meses. Los últimos datos indican que el conflicto va a ser largo y, aunque ésta era uno de las hipótesis manejadas por los analistas, se convierte en un elemento negativo más.Esta sesión se ha caracterizado por la tranquilidad, con un papel resignado a materializar pérdidas y un dinero siempre presente a precios bajos, lo que ha impedido cualquier equilibrio desde el principio de la sesión. Ya a la tarde, y con una apertura a la baja de Wall Street, las cotizaciones empezaron a recuperarse en parte, permitiendo al índice restarle algunas centésimas a la pérdida más fuerte de la sesión, que llegó a ser de 3,54 puntos. Al cierre, el recorte fue de 3,04 puntos a pesar de que llegaban noticias de que el petróleo estaba subiendo en Nueva York.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de enero de 1991