Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía detiene por presunto tráfico de drogas al hermano de Salvador Palop

La policía valenciana detuvo el pasado lunes por presunto tráfico de drogas a Rafael Palop, de 30 años, hermano de Salvador, concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Valencia y uno de los inculpados en el llamado caso Naseiro. Siete personas más, de nacionalidades chilena, colombiana y española, fueron detenidas en la misma operación en Madrid y Valencia, así como en la localidad valenciana de La Pobla de Farnals.

A los detenidos les fueron requisados 1,9 kilos de cocaína en un piso de Valencia y otros dos kilos de esta sustancia camuflados en alfombrillas en Madrid. También les fueron intervenidas diversas cantidades de dinero.La supuesta vinculación de Rafael Palop a un grupo internacional de traficantes de cocaína originó las escuchas telefónicas que desvelaron la trama del llamado caso Naseiro. El juez Luis Manglano, encargado de la investigación, ordenó en abril de 1990, corno consecuencia de estas escuchas, la detención del tesorero del PP, Rosendo Naseiro; de Salvador Palop y de varios empresarios acusados de cohecho. El caso ha provocado también el procesamiento del diputado del PP Angel Sanchís Perales. [Sanchí solicitó ayer al Tribunal Constitucional que suspenda el proceso penal abierto contra él en la Sala Segunda del Tribunal Supremo, según informa la agencia ].

El teléfono intervenido era utilizado indistintamente por los dos hermanos. La investigación sobre la red de traficantes continuó después de salir a la luz el caso Naseiro y la policía pudo comprobar que Rafael Palop seguía manteniendo contactos con personas sospechosas de dedicarse al tráfico internacional de estupefacientes, aunque utilizando una cabina telefónica. El padre de Rafael Palop declaró anoche a la agencia Europa Press que había podido hablar con su hijo y que éste le había manifestado su convicción de que hoy, tras declarar ante el juez, sería puesto en libertad.

La operación que ha permitido la desarticulación de esta red comenzó en 1989, cuando la sección de estupefacientes de Valencia centró su atención sobre el ciudadano chileno R. R. G. N., de 35 años y afincado en Valencia, quien tenía antecedentes delictivos por tráfico de drogas y carecía de trabajo. La policía le vinculó con una española, M. C. V. P., de 36 años, y con R. P. M., que resultó ser Rafael Palop.

Según la policía, que prosigue las investigaciones, Rafael Palop y el chileno R. R. G. N. eran los encargados de distribuir la droga.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de enero de 1991

Más información

  • La investigación a Rafael Palop desveló el 'caso Naseiro'