Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Camerún concede asilo político al derrocado presidente de Chad

El Gobierno de Camerún ha concedido asilo político al ex presidente de Chad Hisséne Habré, huido de su país el pasado sábado, informaron ayer a EL PAÍS medios diplomáticos de Duala. Según las misma fuentes, Habré se encuentra en Marúa, al norte de Camerún, junto a sus familiares y colaboradores íntimos. Esta información desmiente las versiones de la prensa libia que aseguraban que el presidente derrocado había sido asesinado cuando intentaba huir del país.

Las fuerzas rebeldes del Movimiento Patriótico de Salvación (MPS), dirigidas por el comandante Idriss Deby, y los soldados franceses destacados en el Chad, patrullaban ayer incansablemente por las calles de la capital, Yamena, asegurando una transición pacífica hacia un nuevo régimen. Un portavoz del Elíseo afirmó que las tropas francesas volverán a sus lugares de origen, a medida que los hombres del MPS se hagan con el control del país.Idriss Deby efectuó ayer numerosas declaraciones por la radio intentando tranquilizar a la población, y anunció la implantación del multipartidismo, la disolución de la Asamblea y la anulación de la Constituición así como la convocatoria en una fecha no lejana de elecciones generales.

El discurso de Deby era conciliador, no sólo con los seguidores del ex presidente derrocado sino también hacia el enemigo histórico libio. El comanchef anunció la liberación y entrega a Trípoli de los 2.000 prisioneros libios que se encuentran en Chad como consecuencia de la guerra entre ambas naciones y que ayer mismo llegaron a Trípoli.

Pero las palabras y gestos de Idriss Deby no han logrado por ahora tranquilizar plenamente a la población. En la mañana del lunes los habitantes de Yamena se lanzaron a la calle y entraron en los comercios para comprar y acaparar los escasos víveres que allí se almacenaban. En algunos medios informativos se aseguró incluso que se habían producido pillajes.

El líder del MPS recibió el domingo al presidente interino del Chad y a su vez presidente de la Asamblea Nacional, Jean Alingue. Las conversaciones entre los dos políticos se prolongaron durante todo el día de ayer. En medios diplomáticos se asegura que estas conversaciones tratan de establecer garantías para los seguidores del presidente derrocado. El embajador francés en Yamena, François Gendreaux, se ha reunido ya en dos ocasiones con Idriss Deby, reconociendo así de facto al nuevo hombre fuerte del Chad.

La situación de Yamena parece no inquietar excesivamente a los representantes diplomáticos españoles destacados en Duala. El embajador, Manuel Piñeiro, que ostenta la representación de España en Camerún y Chad, logró ayer por la mañana llegar a Yamena, para conocer sobre el terreno la situación de los 70 súbditos españoles residentes en el país.

Piñeiro ha logrado su objetivo después de una agotadora espera en la ciudad fronteriza de Marúa, donde se trasladó el sábado al conocer la toma de la capital chadiana por parte de las tropas rebeldes. Una veintena de súbditos españoles se encontraban ayer concentrados junto a otros 700 residentes europeos en un hotel de Yamena. Dos españoles abandonaron ayer el país y los demás permanecerán en Chad.

Las líneas telefónicas con el Chad quedaron ayer por la mañana restablecidas. Pero a media tarde se encontraban colapsadas a consecuencia de las llamadas de familiares pidiendo información sobre personas allegadas. La comunidad de religiosos españoles en el Chad se encuentra sin novedad, según aseguró ayer de la asociación Intermón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de diciembre de 1990

Más información

  • Idriss Deby promete el pluripartidismo